Tao sanador

Escrito por Juan Carlos Lluch el . Publicado en Uncategorised

Para ver otros capítulos hay que estar registrado. Gracias

Tao e historia

Los ejercicios Tao Yin florecieron con las tradiciones de la medicina china, las artes marciales y las prácticas espirituales del taoísmo y el budismo. El chi, la fuerza de vida bioelectromagnética, es el hilo común que conecta estas prácticas. Tanto si los ejercicios han surgido de la tradición de las artes marciales como de prácticas militares, medicinales o del camino espiritual, el objetivo de cultivar, refinar y acu­mular reservas de chi permanece constante.
Tao Yin y Chi Kung son los nombres por los que los ejercicios de esta web son más ampliamente conocidos. Estos ejercicios tienen más de cinco mil años de historia y también han tenido muchos nombres: Tao Yin, Tao-In, Daoyin, Chi Kung, Qiqong y Qi Gong son las transliteraciones más habituales con las que se podría encontrar el lector occidental. Se han transcrito muchos nombres, como Xingqi (Syingchi), Lian­dan, Xuangong (Syangong), Jinggong, Dinggong, Xinggong (Syingong), Neigong, Xiudao (Syiudao), Zuoshan (Dzwoshan), Neiyang Gong y Yangsheng Gong, por nombrar algunos; las variaciones vienen determinadas por la tradición o el estilo de práctica con la que los nombres están asociados. Cuando Liu Guizheng (Gweijeng) escribió y publicó Practice on Qjgong Therapy en 1953, fue cuando se reconoció formalmente a estas prácticas con el nombre de Qigong (Chigong, Chi Kung). Incluso la ortografía de Chi Kung varía en función de la tradición o del sistema de trascripción que se use. (Otras formas de escribirlo son Qiqong y Qi Gong.)

El Tao Yin es una de las formas de ejercicio más antiguas y variadas de la historia china; mantiene una posición importante en las artes tradicionales chinas para preservar la salud. Los ejercicios conocidos como Tao Yin se usan para prevenir los síntomas de enfermedad y ancianidad, y también se usan para curar ciertas enfermedades, tanto crónicas como agudas

El cuerpo necesita cierta cantidad de movimiento. Este movimiento sirve para equilibrar izquierda y derecha [ ...] hace que la sangre circule adecuada­mente e impide que se originen enfermedades.
El cuerpo humano es como la bisagra de una puerta que nunca descansa. Por eso los taoístas practican gimnasia. Imitan los movimientos del oso, que se cuelga del árbol cabeza abajo; del búho, que gira su cabeza en distintas direcciones. Estiran y doblan la cadera y mueven todas las articulaciones y múscu­los de su cuerpo para evitar el envejecimiento.

Entre todos los ejercicios gimnásticos que se consideran útiles en terapia y para la prevención de enfermedades, el más popular es el de los Cinco Animales
Yo también he desarrollado una serie de ejercicios a los que llamo la Pauta de los Cinco Animales. Los cinco animales son el tigre, el ciervo, el oso, el mono y el pájaro. La práctica de estos ejercicios ayuda a eliminar las enfermedades y potencia el funcionamiento de los miembros menores. Cuando quiera que se sienta un desorden en el cuerpo, se debe practicar uno de los animales hasta que uno transpire libremente.

Siente la delicadeza, el control y el equilibrio del ejercicio denominado Grillo que Descansa sobre la Flor.


LA HISTORIA DEL TAO YIN

Alza del Mar. Prueba los ejercicios del Ritual de Amor de la Cobra y del Colibrí. Siéntate como un Tigre Descansando a la Sombra. Observando el flujo de energía natural de cierto movimiento de la naturaleza o de ciertos animales, podemos atra­par su espíritu y aprender a realizarlo correctamente. Los taoístas respetan las criaturas del reino animal por la fuerza y elasticidad de sus cuerpos y por su energía vital. Todos los ejercicios Tao Yin están diseñados para abrir el cuerpo y cultivar una abundancia de energía

Observando la naturaleza de cerca, los taoístas del pasado y del presente han establecido un terreno común en el que compartir las prácticas del Tao Yin

Todas las prácticas taoístas se apoyan mutuamente para permitirnos ahondar en nuestro potencial interno. Por ejemplo, el Tao Yin es un estupendo calentamiento antes de practicar las técnicas de meditación del Tao Universal. Para entrar en meditación profunda es esencial relajar el cuerpo, abrir los meridianos y calmar la mente

Ejercicio Tao Vin en el suelo llamado el Pavo Real se Mira la Cola: trabaja la columna, los tendones y músculo psoas.

Ejercicio Tao Vin en el suelo llamado el Mono Rezacon los Codos: equilibra la energía, acondicionando la columna y los músculos psoas.

El Tao Yin desarrolla la estructura corporal. y de este modo favorece la prác­tica tanto del Tai Chi como del Chi Kung. A la izquierda, un movimiento de Tai Chi; el movimiento de la derecha se llama Tirando de los Picos, y forma parte del ejercicio el Fénix Dorado Lava sus Plumas del Chi Kung Camisa de Hierro.

El Tao Yin también ayuda a refinar la práctica, tanto del Tai Chi como del Chi Kung, desarrollando la estructura del cuerpo, la fuerza de los tendones y una profunda conexión con el centro del cuerpo, el tan tien y el segundo cerebro. El Tao Yin es una práctica de base. Úsala como piedra de toque para entrar en ti mismo, descu­brir la unidad de movimiento, el alineamiento corporal y un poderoso flujo de ener­gía a través de todo el cuerpo. Si deseas obtener más información sobre las prácticas y meditaciones del Tao Universal, contacta con Universal Healing Tao Center [Centro Tao Curativo Universal].

LOS PRINCIPIOS DEL TAO YIN
Estos ejercicios y meditaciones Tao Yin no se hacen de pie sino en el suelo. Las posturas sentadas y tumbadas proporcionan beneficios únicos: la ejercitación que se consigue mejora la salud y el alineamiento estructural, fortaleciendo el cuerpo para que pueda realizar movimientos y posturas en posiciones sentadas.


EQUILIBRIO ENERGÉTICO A TRAVÉS DEl TAO
El  movimiento de la práctica Tao Yin son esencialmente los mismos que los del Chi Kung Camisa de Hierro y del Tai Chi, lo que permite que los tres tipos de ejer­cicios se potencien mutuamente. Los objetivos fundamentales del Tao Yin, el Chi Kung Camisa de Hierro y el Tai Chi son fomentar la relajación, el flujo energético, el centramiento, la resistencia y el disfrute.
La relajación es el primer principio de las artes internas. Sin relajación, el cuerpo está tenso y rígido, y la mente fragmentada y confusa. Los antiguos taoístas des­cubrieron que la relajación es un modo de desarrollar la flexibilidad y un poder parecido al del agua. Contener tensiones en nuestro cuerpo agota nuestra energía. La relajación libera nuestra energía aportándonos salud y vitalidad.
La energía, o chi, es la raíz de todas las artes internas y de las prácticas taoístas. El chi es la fuerza que anima al universo. Es la fuerza que permite que los planetas, las estrellas y las galaxias funcionen en perfecta armonía. Es la fuerza que crea movimiento dentro del cuerpo, conciencia en la mente y unidad en el espíritu. Trabajando con el chi los taoístas descubrieron que estamos íntimamente conectados con la naturaleza y la totalidad del universo. El Tao Yin es una manera muy eficaz de cultivar e incrementar la energía en el cuerpo, la mente y el espíritu.
Moverse desde el centro del cuerpo es un tema común en el Tao Yin, el Chi Kung y el Tai Chi. El Tao Yin libera tensiones y crispaciones permitiéndonos acce­der al centro del cuerpo. Es muy difícil moverse desde el centro del cuerpo cuando la zona lumbar de la columna está tensa, los músculos psoas están contraídos y la energía del tan tien inferior agotada. Como relajan la tensión que nos impide acceder al centro del cuerpo, los ejercicios del Tao Yin son básicos para practicar Tai Chi y Chi Kung.

Los ejercicios Tao Yin también facilitan el aprendizaje y ejecución del Tai Chi y el Chi Kung desarrollando el alineamiento y la estructura corporal. Muchas personas practican Tai Chi y Chi Kung sin utilizar la mecánica corporal adecuada. La práctica del Tao Yin mejora drásticamente el Tai Chi y el Chi Kung. Esto se debe al alineamiento de la columna, a la respiración consciente, al acondicionamiento del músculo psoas y al entrenamiento del segundo cerebro situado en el tan tien inferior, lo que permite coordinar estas funciones y dirigir el movimiento y la fuerza desde el centro del cuerpo.

El principio más importante del Tao Yin es el disfrute. Estos ejercicios están diseñados para generar más alegría vital. Sonríe mientras practiques Tao Yin.

Diviértete mientras te creas un cuerpo hermoso y poderoso. Aunque estas prácticas Tao Yin son relativamente simples, tienen efectos muy profundos.


TAO YIN Y MEDITACiÓN
El Tao Yin, en sí mismo, es una forma de meditación en movimiento. Sustenta todas las prácticas meditativas taoístas activando la energía en los meridianos y limpiando la mente. Cuando el cuerpo está débil y bajo de energía, meditar se vuelve muy difícil. El Tao Yin sustenta el proceso meditativo de manera delicada y eficaz liberando la energía bloqueada y relajando el cuerpo.
La meditación le entrena a uno a sentir, dirigir y cultivar la energía. Una importante práctica meditativa del sistema del Tao Universal es la meditación de la Órbita Microcósmica. La Órbita Microcósmica es el circuito de energía que asciende desde la base de la columna hasta la cabeza y desciende por el centro del torso hacia el perineo. Este importante circuito energético nutre todos los canales y meridianos del cuerpo. La meditación de la Órbita Microcósmica abre puntos en las palmas, las plantas de los pies, el entrecejo y la coronilla, donde la energía puede ser absorbida, condensada y transformada en una nueva fuerza de vida. Circular la energía dentro de la Órbita Microcósmica retira bloqueos y activa el chi para revitalizar el cuerpo. Puedes consultar mi libro Taoist Cosmic Healing para obtener instrucciones detalladas sobre esta meditación.
La apertura de la Órbita Microcósmica incrementa drásticamente nuestra ener­gía interna. Los movimientos Tao Yin facilitan esta apertura. A través de la respiración profunda y unos movimientos lentos y poderosos, los ejercicios Tao Yin generan una abundancia de energía que puede usarse para abrir los meridianos.

Es recomendable que practiques los ejercicios Tao Yin antes de meditar a fin de prepararte para el viaje interno, que es la meditación. Después de practicar los ejer­cicios Tao Yin, la meditación o cualquier otra cosa que la vida te ofrezca durante el día, es particularmente benéfico para cerrar el día equilibrando las energías de los órganos con la meditación de los Sonidos Cósmicos Sanadores antes de ir a la cama.

El Tao Curativo es un sistema completo para desarrollar una gran vitalidad, Creatividad, Auto-sanación y Paz interior.

Este curso presenta las prácticas básicas del antiguo sistema Taoísta enfocado a despertar todo el potencial auto-sanación de cada persona. Ofrece técnicas simples para transformar el estrés en vitalidad, expandir el conocimiento y poniendo en circulación las poderosas energías de la auto-sanación y el mantenimiento de la salud. Durante este seminario nos zambulliremos en lo profundo de las energías que nos mantienen saludables
ao, chi, hombre, naturaleza y universo. Esta imagen retrata los «animales protectores» que repre­sentan la esencia energética de nuestros órganos vitales. Aquí están presentes las ocho fuerzas de la naturaleza que se encuentran en el pakua (trueno/rayo, viento, agua, fuego, cielo, tierra, lluvia/lago y montaña). Asimismo, están representadas las fuerzas y energías universales, yen medio de todas ellas un ser humano conectado con el poder infinito del universo. Los tres tan tiens: el de la cabeza, el del corazón y el del bajo vientre, están activados por una delicada y alegre sonrisa interna. El mundo interno está conectado y en paz con el mundo externo.

El Tao Yin es una de las formas de ejercicio más antiguas y variadas de la histo­ria china; mantiene una posición importante en las artes tradicionales chinas para preservar la salud. Los ejercicios conocidos como Tao Yin se usan para prevenir los síntomas de enfermedad y ancianidad, y también se usan para curar ciertas enfermedades, tanto crónicas como agudas. Al Tao Yin se le suele clasificar dentro de! conocimiento médico tradicional o entre las prácticas de Yangsheng, también co­nocidas como Zhisheng Orsheng). Según los escritos de Zhuangzi (Chuangdz), de! siglo II a.c., las prácticas de «nutrir e! principio vital» tuvieron su origen en e! siglo IV a.c. Las prácticas consisten en vivir según los principios psicofísicos de! cultivo de la energía.
Jadear, resoplar, aclamar, sorber, escupir fuera la vieja respiración y tomar la nueva, practicar el cuelgue del oso y el estiramiento del pájaro, con la longevidad como única preocupación l...] así es la vida preferida del erudito que practica gimnasia, del hombre que nutre su cuerpo, que espera vivir para ser tan viejo como Pengzu, que vivió más de ochocientos años.

La medicina china y el Chi Kung hacen énfasis en equilibrar y fortalecer el cuerpo para que pueda sanarse a sí mismo. Las meditaciones, ejercicios internos y artes marciales del Tao Universal son herramientas básicas para este fin. Sigue cuidadosamente las instrucciones para cada ejercicio. Presta especial atención a las advertencias y sugerencias. Las personas que sufran hipertensión, enfermedades del corazón o algún tipo de debilidad deben proceder con cautela, y deben haber recibido el consentimiento previo de un médico debidamente cualificado. Las personas con enfermedades venéreas no deben emprender ninguna práctica relacionada con la energía sexual hasta que estén libres de las mismas.

El Tao Universal y su personal e inStructores no pueden responsabilizarse de las consecuencias de ninguna práctica o mala utilización de la información ofrecida en esta web. Si el lector emprende cualquier ejercicio sin seguir estrictamente las instrucciones, notas y advertencias, la responsabilidad recaerá exclusivamente en su persona.

Al comenzar la práctica de estos ejercicios, cuando estudies las instrucciones y realices los movimientos del Tao Yin, se te aconseja mantener una actitud de sensibilidad poética. A la vez que desarrollas la fuerza estarás cultivando la delicadeza. Tu columna se hará más flexible, y tus tendones y músculos psoas serán mucho más elásticos. La sabiduría de tu cuerpo despertará gracias a los saludables efectos de la activación de la suril química interna. Eliminarás lo que obstaculiza tu vitalidad innata y rejuvenecerás tu cuerpo y tu energía. El mejoramiento del alineamiento físico y del movimiento reacondicionará tu columna y refrescará tu cuerpo, abrien­do el flujo del chi en los meridianos. Descubrirás y entrenarás tu «segundo cerebro» abdominal, y podrás conectar con el poder vitalizador del universo.
La sonrisa interna es la clave de la relajación, y la relajación es la clave del poder interno. Relajándote y sonriendo a tu abdomen activas el chi abdominal. Al mismo tiempo, empiezas a entrenar el cerebro que rige las sensaciones y la conciencia abdominal, el tan tien, coordinador y director de las acciones corporales.
Durante miles de años los taoístas han entrenado sus tan tiens para utilizarlos. No obstante, la mayoría de los alumnos occidentales sólo comprenden superficial­mente el significado práctico de este entrenamiento. El entrenamiento constante del segundo cerebro, o tan tien, es la piedra angular de todas las prácticas que enseña el Maestro Chia.
Aprendiendo los ejercicios Tao Yin que se enseñan en este libro también aprenderás a entrenar y desarrollar tu Yi, el poder de la mente-ojo-corazón. Durante el proceso de acondicionar los importantísimos músculos psoas y los de la columna, también aprenderás a integrar el poder sutil de la respiración y la mente. Seguidamente, a medida que progreses con los ejercicios, aprenderás a coordinar la trama de músculos circulares de todo el cuerpo. Cuando trabajan sincrónicamente con los músculos psoas y los de la columna, la pulsación de estos músculos llena de chi la totalidad del cuerpo, energizándolo y produciendo sensaciones placenteras. Los fundamentos físicos y energéticos de tu Yi empiezan a quedar muy daros.

Es importante realizar cada ejercicio con precisión y en el espíritu descrito en las instrucciones. La mayoría de los ejercicios son muy directos, y las mecánicas del movimiento son fáciles de entender. Emplea tu imaginación. Descubre y emula el espíritu que sugieren los nombres de los ejercicios, que están tomados de animales o de fenómenos naturales. Siéntelos como poesía en movimiento y conecta con todos los niveles de la experiencia.

En la primera serie de ejercicios, al respirar, visualiza conscientemente una luz que te ayude a liberar tensiones y toxinas, ya energizar las zonas cansadas o debilitadas durante los descansos. Aprende a dirigir la respiración del chi sutil por la totalidad del cuerpo. La respiración consciente potencia la eficacia de los ejercicios. Coordina la respiración abdominal con el movimiento mientras ejercitas los músculos psoas y los de la columna. También vas a practicar ejercicios, respiraciones y meditaciones para equilibrar la energía corporal caliente y fría.
Habrás empezado a adquirir los fundamentos del adiestramiento y la sensibilidad interna. Cuando integres la mecánica del Ritual de Amor de la Cobra con la dinámica interna y la conciencia, disfrutarás la dulce recompensa de tus esfuerzos. Esto te permitirá combinar el movimiento corporal correcto, las fuerzas internas, la respiración, el chi y el Yi para que se produzca un pleno y agradable florecimiento de toda tu energía corporal.
La elevación de conciencia que se experimenta con el Ritual de Amor de la Cobra también te sirve para realizar otros ejercicios, ayudándote a sentir más sus beneficios. Descubre y siente el espíritu de cada ejercicio, experimenta su poesía.

Cuando has tenido tiempo de familiarizarte con muchos de los ejercicios introducimos la Respiración de la Fuerza Vacía, que retira el chi abdominal estancado e incrementa el oxígeno corporal. Estas técnicas de respiración pueden combinarse con otros ejercicios Tao Yin para potenciar sus beneficios.

El último grupo de ejercicios empieza con la propuesta de encontrar el vector recto en la curva. Ejercicios como la serie del Dragón estirando su cola hacen uso de este principio para estirar y fortalecer los tendones, y cultivar su elasticidad. Estos ejercicios, en posición sentada, se integran con los movimientos espinales y del psoas. De este modo se estiran los tendones de las puntas de los dedos, los brazos, el cuello, la escápula y a lo largo de toda la longitud de la columna, así como los de la parte baja de la espalda y las piernas. Así se unifican en un único tendón, liberando tensiones y bloqueos; a esto le sigue un aliviante, calmante y energizan te florecimiento del chi. La sesión de práctica concluye con una deliciosa variedad de los ejercicios de luz para la columna, los hombros y la espalda.
Todos los ejercicios Tao Yin incluidos en este libro se realizan en postura tum­bada o sentada. De este modo ofrecen beneficios únicos que no serían tan fáciles de conseguir en prácticas realizadas de pie o en movimiento. El adiestramiento y los beneficios para la salud que se consiguen con el Tao Yin brillan por sus propios méritos. Cualquier persona procedente de cualquier tradición o sistema de creen­cias puede sentir los beneficios de la práctica. El Tao Yin también es una excelente preparación para cualquier otra actividad que uno pueda realizar, bien sea deporti­va, de artes marciales, musical, meditación, trabajo, o simplemente vivir.

Tao Yin se traduce como «direccionamiento de energía», pero esto no quiere decir que se dirija energía hacia los meridianos durante las fases activas de los ejercicios. Más bien, el flujo del chi se abre en los meridianos durante la fase pasiva y de descanso cuando los ejercicios se han realizado correctamente. No se necesita un conocimiento previo de los meridianos energéticos para disfrutar los beneficios de esta práctica; sin embargo, ofrecemos información sobre ellos para que puedas consultarla en muchos de los ejercicios. Y se ofrece más información sobre los meridianos en el apéndice .
Con el cuerpo profundamente relajado, la mente en calma, el tan tien lleno de chi y el chi fluyendo por los meridianos, acabas con la creme de la creme, la meditación Yin. Todos los ejercicios anteriores del Tao Yin han sido una preparación para esta experiencia profundamente satisfactoria de la energía de vida. Podrías experi­mentar el deleite de un «masaje celular», una refrescante limpieza emocional o un refinado estado yin de respiración embriónica.

Aunque el Tao Yin se alza por sí mismo como una práctica independiente, también forma parte del sistema general del Tao Universal. Cada parte del sistema del Tao Universal es valiosa por sí misma, y al mismo tiempo se beneficia y es beneficiada por las demás prácticas.

 

Todo lo escrito aquí sobre el Tao está extraído de los libros de Mantak Chia y Maneewan Chia