Proyecto triángulos. 1ª parte

 Triángulos:      Introductorio

 

Objetivos

El mundo tiene un  destino espiritual. Detrás de la evolución mora un propósito que podemos denominar el Plan de Dios.

Todo aquel que responde a la necesidad espiritual puede, a su manera y dentro de su medio ambiente, colaborar con el desarrollo del Plan divino.

El Plan se realiza a través de la humanidad. Tenemos la responsabilidad de comprenderlo y hacer todo lo posible, en nuestra vida diaria, para expresar su sentido y significado.

El servicio de Triángulos ayuda al Plan divino trabajando en pos de los siguientes objetivos:

Establecer rectas relaciones humanas y divulgar la buena voluntad y comprensión (luz) entre los hombres.

Elevar la conciencia humana y transformar el clima mental y espiritual del planeta.

Fortalecer y apoyar el trabajo que realizan los hombres y mujeres de buena voluntad en el mundo.

Suministrar una reserva mental e inspirar acción práctica y constructiva en bien de la humanidad.

 

Programa

 

Triángulos logra sus objetivos vinculando a hombres y mujeres de buena voluntad en un servicio mundial espiritual que trasciende todas las barreras de raza, credo, clase y convicción política y económica. Triángulos crea una red mundial de luz y buena voluntad para la distribución de energías espirituales constructivas y proporciona los medios para la colaboración e intercomunicación práctica entre los hombres y mujeres de buena voluntad. Para lograr este fin, Triángulos:

 

  • Alienta a hombres y hombres y mujeres de buena voluntad, a formar triángulos y los ayuda mediante la explicación del trabajo y la provisión de literatura.
  • Publica un Boletín, como una actividad educativa del servicio de Triángulos, y es enviado a todos sus miembros y personas de buena voluntad interesadas en él.
  • Edita y distribuye además otra literatura de carácter educativo y espiritual.
  • Estimula la formación de Unidades de Servicio, donde hombres y mujeres de buena voluntad pueden unirse en servicio mundial práctico.
  • Ayuda a organizar anualmente un día mundial de invocación.

   

Como Funciona Triángulos

 

Existe un creciente reconocimiento del poder del pensamiento constructivo, el cual puede emplearse en escala mundial para propósitos espirituales si cada uno trata de comprender las necesidades espirituales del mundo.

Un  triángulo es un grupo de tres personas que se unen diariamente en pensamiento para realizar una meditación creativa durante algunos minutos. No es necesario que residan en la misma localidad; ya se han formado numerosos triángulos internacionales.

Todos los días, durante unos minutos, cada miembro se vincula tranquila y mentalmente con los otros miembros de su triángulo o triángulos. Invoca las energías de luz y buena voluntad, las visualiza como circulando a través de los tres puntos focales de cada triángulo y fluyendo externamente a través de la red de triángulos que circunda al mundo. Al mismo tiempo repite La Gran Invocación, contribuyendo así a formar un canal para la afluencia de luz y amor al cuerpo de la humanidad.

Este trabajo se realiza en pocos minutos y puede ser adaptado al programa de actividades más restringido. No es necesario que los miembros sincronicen el momento para realizar el trabajo, pues una vez que el triángulo está constituido y en actividad, puede ser vitalizado por cualquiera de sus miembros.

Se invita a participar a todas las personas de buena voluntad que están dispuestas a realizar el trabajo delineado y a aceptar los objetivos mundiales de servicio de Triángulos. No se exige otro requisito ni cuotas. Las necesidades económicas son solventadas única y totalmente mediante las donaciones de los miembros y amigos.

La Gran Invocación

La Gran Invocación es una plegaria mundial, traducida en más de setenta y cinco idiomas y dialectos y empleada por los miembros de Triángulos. Expresa ciertas verdades esenciales que todos los hombres aceptan innata y normalmente:

Que existe una inteligencia básica a quien damos el nombre de Dios.

Que hay un Plan evolutivo divino en el universo, cuyo poder motivador es el amor.

Que una gran individualidad llamada Cristo el Instructor del Mundo por el cristiano, vino a la Tierra e incorporó ese amor a fin de poder comprender que el amor y la inteligencia son efectos del propósito, la voluntad y el Plan de Dios. Muchas religiones creen en un Instructor Mundial, conociéndolo bajo nombres tales como el Señor Maitreya, el Iman Mahdi y el Mesías.

Y la verdad de que el Plan divino sólo puede ser desarrollado por la humanidad.

 

La Gran Invocación

Desde el punto de Luz en la Mente de Dios,

Que afluya luz a las mentes de los hombres;

Que la Luz descienda a la Tierra.

 

Desde el punto de Amor en el Corazón de Dios,

Que afluya amor a los corazones de los hombres;

Que Cristo retorne a la Tierra.

 

Desde el centro donde la Voluntad de Dios es conocida,

Que el propósito guíe a las pequeñas voluntades de los hombres,

El propósito que los Maestros conocen y sirven.

 

Desde el centro que llamamos la raza de los hombres,

Que se realice el Plan de Amor y de luz

Y selle la puerta donde se halla el mal.

 

Que la Luz, el Amor y el Poder restablezcan d Plan en la Tierra.

     

Doce Puntos sobre Triángulos

   

El trabajo de Triángulos es sencillo, aunque de profundo significado espiritual. A fin de clarificar y revelar su esencial simplicidad, serán útiles los puntos siguientes:

   

  1. ¿Qué es Triángulos? Triángulos es una actividad por la cual se crea y mantiene una red de luz y buena voluntad que abarca todo el mundo.

 

  1. ¿Por qué una red? Una red proporciona los necesarios hilos o canales entrelazados a través de los cuales afluyen las energías espirituales de luz y buena voluntad invocadas por todos sus miembros.

 

  1. ¿Por qué un triángulo? Un triángulo es una figura geométrica básica que, espiritualmente simboliza la original y esencial trinidad de la Divinidad. Tres personas pueden trabajar como un grupo y constituir tres puntos focales vinculados, a través de los cuales circulará la energía de buena voluntad.

 

  1. ¿En qué consiste la red? La red está formada por hilos luminosos de sustancia mental, afluyendo a través de ellos la energía de buena voluntad.

 

  1. ¿Cómo se construye la red? La red se construye y mantiene por la acción diaria de cada miembro de triángulos, invocando esas energías espirituales y utilizando el poder creador de su mente.

 

  1. ¿Cómo se realiza el trabajo? El individuo que ha formado un triángulo se une en pensamiento y propósito con los otros miembros de ese triángulo, o triángulos, viendo las vitales energías de luz y buena voluntad, circulando de un punto a otro del triángulo. Luego dirige la corriente de energía hacia la red, visualizando con claridad la radiante red mundial de triángulos, de la cual el suyo forma parte. Después repite La Gran Invocación con concentración e intención.

 

  1. ¿Por qué se utiliza la Invocación? El empleo de esta Invocación enfoca y libera las energías espirituales disponibles, para la vitalización de toda la red.

 

  1. ¿Qué móvil existe para formar triángulos? El de servicio mundial y no el de beneficio personal.

 

  1. ¿Cómo se extiende la red: (a) en cantidad, (b) en calidad? (a) La responsabilidad de cada miembro de triángulos consiste en interesar a otros hombres y mujeres de buena voluntad a fin de formar nuevos triángulos para el fortalecimiento y la expansión de la red.

    (b) La potencia radiante y magnética de la red de triángulos depende de la contribución espiritual que cada triángulo individual hace a la totalidad, el cual a su vez depende de la actividad diaria de cada miembro de triángulos.

 

  1. ¿Cómo se mantiene cada triángulo? Los miembros de un triángulo se mantienen en contacto por correspondencia, o personalmente cuando es posible, para asegurarse de que su triángulo continúa siendo una unidad funcionante dentro de la red.

 

  1. ¿Quién puede ser miembro? Todos los hombres y mujeres inteligentes y de buena voluntad, en cualquier parte del mundo, sin distinción de raza, credo, casta o color, son necesarios para que presten servicio en la red de Triángulos.

 

  1. ¿Constituye Triángulos un movimiento religioso? Triángulos no tiene vinculación ni obligación con ninguna de las grandes religiones mundiales. Constituye un proyecto espiritual universal que, en la práctica, incluye a hombres y mujeres de todos los credos.

   

Por lo tanto, el trabajo de Triángulos es un acto de servicio a la humanidad. Los miembros de Triángulos aceptan esta actividad con espíritu de servicio y colaboración altruista, a fin de estimular y acrecentar la afluencia de luz y buena voluntad en todo el mundo.

    

Triángulos:

¿Cómo realizar el Trabajo?

 

El trabajo de Triángulos es muy simple. No ocupa más que algu­nos minutos por día, y, con la práctica, casi puede hacerse no importa dónde ni en qué momento. Si bien los miembros han de descubrir los métodos que mejor les convengan, no obstante hay algunas reglas básicas a respetar. Lo que sigue puede ayudar a los nuevos miembros:

 

  1. El lugar donde hacer el trabajo: Siempre es preferible hacer el trabajo en un lugar tranquilo donde usted no sea molestado. Sentado confortablemente, con los ojos cerrados, deshágase de todos sus pensamientos, de todos sus sentimientos del día y concéntrese en la tarea de servir a la humanidad por medio de Triángulos. Con la costumbre, ello se hace casi instantáneamente, como si se conectase la radio en cierta longitud de onda, la de la Red.

 

  1. Únase mentalmente con los otros miembros del o de los trián­gulos, en el punto más elevado de conciencia que pueda alcanzar “vi­sualizando" cada triángulo como una unidad en "el ojo de la mente”. La visualización tiene una gran fuerza creadora. Algunos crean fácilmente una imagen mental. Otros utilizan la imaginación, repiten mentalmente los nombres de los miembros de su o de sus triángulos o simplemente piensan en cada uno de ellos. Otros combinan diferentes métodos. Según el principio de que la energía sigue al pensamiento, podemos estar segu­ros de que, a partir del momento en que pensemos en ello, se crean lazos que son revitalizados, cada día, por este trabajo.

 

  1. Una red luminosa de triángulos ha sido construida alrededor del pla­neta, gracias al trabajo cotidiano de los miembros de Triángulos. Visua­lice los triángulos de los que usted forma parte, como elementos de la Red mundial de Triángulos.

 

  1. Visualice la luz y la buena voluntad vertiéndose en cada uno de los tres puntos de su o de sus triángulos, circulando alrededor del mismo, de un punto a otro y fluyendo por la red, en el corazón y espíritu de los hombres y mujeres del mundo entero. El alma o principio crístico puede ser hallado en el centro de cada triángulo y muchos ven en este punto central la fuente de luz y buena voluntad utilizadas en el trabajo. Mientras que la luz y la buena voluntad se expanden, dese cuenta que ellas aumentan el florecimiento de la red entera. La irradiación que resulta de ello produce un inevitable efecto constructivo y curativo elevando y transformando la conciencia humana y estableciendo correctas relacio­nes humanas.

 

  1. Pronuncie la Gran Invocación, silenciosamente o en voz alta, según su elección o las circunstancias. En cada estrofa visualice la red, como un enlace entre el mundo de las realidades espirituales y la huma­nidad, como un canal por donde fluye la luz, el amor y el propósito di­vino hacia el mundo de los hombres.

 

  1. Resumen del proceso

 

  1. Unirse mentalmente a los miembros del o de los triángulos.

 

  1. Visualizar el o los triángulos, como elementos de la red mundial.

 

  1. Visualizar la luz y la buena voluntad circulando por los tres puntos del o de los triángulos, a través de la red a la conciencia humana.

 

  1. Utilizar La Gran Invocación para perpetuar este flujo de energía espiritual.

 

Algunas Consideraciones Suplementarias

 

  • No es necesario que los miembros de un triángulo sincronicen sus horas de trabajo; es imposible cuando viven en diferentes países del mundo. Desde que los lazos son establecidos con sustancia mental son “vitaliza­dos” cuando uno de los miembros hace el trabajo. La verdadera sincro­nización interviene en el nivel de la finalidad y de la intención, no siendo en absoluto, una cuestión de tiempo.

 

  • El número de triángulos. Algunas personas participan en varios trián­gulos y nosotros les animamos a hacerlo. No obstante, hay un límite práctico para el número de triángulos del que se puede formar parte, pa­ra que el trabajo sea eficaz. La cuestión es: ¿Cuántos triángulos es capaz de visualizar y mantener claramente en su espíritu al mismo tiempo? Su­gerimos pues, que los miembros limiten el número de triángulos con los que trabajan, a fin de que cada uno de ellos sea un elemento vivo, o bien que consagren suficiente tiempo a este servicio mundial a fin de asegurar que cada triángulo está bien construido y regularmente vitalizado.

 

  • Si uno de los miembros de su o de sus triángulos cesa en el trabajo a causa de enfermedad, desinterés o muerte, o por cualquier otra razón, háganoslo saber enseguida. Esperamos, en este caso, que puedan encon­trar rápidamente alguien para reemplazarlo. Aunque ocurra que algunos miembros de Triángulos quisieran perpetuar un triángulo interrumpido por defunción de uno de ellos, no lo aconsejamos. La red de luz y de buena voluntad está anclada en la sustancia etérica. Tiene necesidad de anclarse en el plano físico por medio de los tres puntos de cada uno de sus triángulos.

 

Triángulos

 

120 Wall Street, 24th Floor, Nueva York, USA
3 Whitehall, Suite 54, Londres, SW1A 2EF, U.K.
1 rue de Varembé 3e, C. Postale 31, 1211 Ginebra-20 Suiza

Archivo distribuido por:

 

Unidad de Servicio Buena Voluntad Rosario

  1. sabiduriarcana.org - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Descargue este archivo y otros desde:

http://www.sabiduriarcana.org/literaturalucis.htm