Estrés y enfermedad

 

Relación entre estrés y algunas enfermedades

 

El estrés se relaciona, directamente, con enfermedades cardiovasculares, ulceras estomacales y otros problemas digestivos, alergias de la piel, asma, problemas del sistema inmunológico, etc., ya que altera el funcionamiento y equilibrio de nuestro organismo.

¿Piensas que el estrés no te afecta?

A todos nos daña.

 

"El ser humano pasa la primera mitad de su vida arruinando la salud y la otra mitad intentando restablecerla". Joseph Leonard (Médico estadounidense premio Nobel de Fisiología y Medicina).

 

 

Esta sección te ayuda a:

 

1.- Entender la importancia de la respuesta de ataque o huída.

2.- Conocer algunas de las enfermedades relacionadas con el estrés.

3.- Saber qué hacer.

 

La respuesta de ataque o huída.

 

¿Sabes por qué en situaciones de peligro o emergencia, somos capaces de:

Correr a mayor velocidad o mayores distancias,

cargar cosas mucho más pesadas o

hacer cosas que normalmente no podríamos hacer?

¿Has notado los cambios que el estrés produce en tu cuerpo?
¿Sabes por qué se dan?

Nuestro instinto de supervivencia nos protege, dándonos mayor fuerza y energía cuando nos enfrentamos a una situación peligrosa.
Esta reacción se llama de "ataque o huida" y es parte de nuestra carga genética.
Forma parte del ser humano desde la época del hombre de las cavernas.

En aquella época, cuando el hombre se encontraba frente a un animal, necesitaba una descarga extra de energía para atacarlo, cazarlo y comer o para huir y salvar su vida.

Para poder hacerlo, su cuerpo reaccionaba de manera automática, activando al sistema nervioso que iniciaba la producción de diferentes substancias, principalmente adrenalina, noradrenalina y cortisol.

Estas substancias provocan:

Un aumento en el ritmo cardiaco, en donde el corazón late más rápido para aumentar la cantidad de sangre y oxigeno que manda a diferentes órganos y músculos.

Un incremento del nivel de azúcar en la sangre, para proporcionar mayor energía.

Tensión en los músculos, para permitir movimientos más rápidos y eficientes.

Suspensión de la digestión, para ahorrar energía y poder utilizarla en otros órganos o procesos del organismo.

Mayor cantidad de sudor, para mantener una buena temperatura corporal.

En esa época, el hombre actuaba, luchaba o huía, descargaba todo el exceso de energía y una vez que pasaba el problema, entraba en acción nuevamente el sistema nervioso central, para ayudar al organismo a funcionar "normalmente" y recuperar su equilibrio.

 

Enfermedades relacionadas con el estrés.

 

¿Pero qué sucede actualmente?

Ya no nos enfrentamos a los animales, pero nos enfrentamos a deudas, problemas familiares o de trabajo, amenazas contra nuestra autoestima, tráfico agresivo, inseguridad, divorcios, desempleo, miedo a la crítica y al rechazo, etc., etc.

Ante cualquier situación que percibimos como amenazante, difícil, peligrosa, problemática, etc., se dispara de manera automática este mismo mecanismo.

Nuestro organismo se activa y reacciona de la misma manera, pero:

No descargamos el exceso de energía,

la situación estresante no es momentánea y de vez en cuando, sino que se repite constantemente o dura más, sin darnos el tiempo necesario para recuperarnos del desgaste que sufre el organismo.

El problema es que estamos tan acostumbrados a vivir así, que ya no notamos los síntomas del estrés y sus consecuencias a menos que sean muy intensos.

Si los síntomas descritos en la respuesta de ataque o huída no son tan intensos, no los percibimos o pensamos, equivocadamente que "A mí no me afecta" , hasta que un día vamos con el doctor con alguno de los siguientes problemas:

Dolores o contracturas musculares.
Provocados por la constante tensión de los músculos que se preparan para actuar.

Migrañas y dolores de cabeza.
Causados por dilatación de vasos sanguíneos o espasmos musculares del cuello y la cabeza.

 

Presión alta o problemas del corazón.
El corazón trabaja más rápido, lo que significa un sobre esfuerzo importante, algunos vasos sanguíneos se contraen dificultando el paso de sangre y puede llegar a bloquearse, la presión arterial se eleva, las arterias se lastimas con la presión de la sangre que circula por ellas a mayor velocidad, etc.

 


  1. Los bronquios se contraen y hay una reducción de antiinflamatorios y hormonas antialérgicas).

Incremento en los problemas de diabetes.
El estrés incrementa el nivel de azucaren sangre.

 

Problemas de la piel.
El sudor modifica el PH de la piel.

Colitis, ulcera, síndrome del intestino irritable, diarreas constantes, estreñimiento, etc.
Cuando estamos estresados, la digestión se detiene, aumenta la cantidad de ácidos estomacales, se altera la motilidad del colon, etc.

 

Gripas constantes.
El cortisol afecta el trabajo del sistema inmunológico.

Depresión.
Provocada por la alteración de la adrenalina y noradrenalina.

 

Algunos problemas sexuales.
El estrés altera los niveles hormonales.

Aunque muchas de estas enfermedades pueden estar provocadas o alimentadas por el estrés, si tienes alguna de ellas es importante que acudas al médico para que vea si la causa principal es un trastorno médico y que te dé, el tratamiento indicado.

 

¿Qué hacer?

Aunque muchas de estas enfermedades pueden estar provocadas o alimentadas por el estrés, si tienes alguna de ellas es importante que acudas al médico para que vea si la causa principal es un trastorno médico y que te dé, el tratamiento indicado.

Recuerda que a los hombres les es más difícil reconocer y aceptar su malestar e incluso su enfermedad y generalmente evitan acudir al médico.
Esto se debe a creencias equivocadas que se les enseñaron durante la niñez y que disminuyen su productividad y calidad de vida, por lo tanto, valdría la pena que te las replantearas

           

Reiki alivia los síntomas del estrés y después cambia nuestra actitud frente a sus causas.

De donde viene el estrés.

El estrés se origina en el encuentro de nuestras expectativas y la cruda realidad, sin importar el ámbito donde se origine. El estrés puede venir desde nuestro interno (ej. pensamientos) o desde el ámbito familiar, comunitario, social y/o laboral. Sin embargo, la forma como enfrentemos el estrés, en cualquiera de sus grados, puede ser un factor decidor a la hora
de protegernos de sus efectos en nuestras emociones, pensamientos y por cierto, nuestro cuerpo (síntomas).

 

Cada vez que me encuentro en una "situación estresante", intento recordar que no es la situación en sí que me está estresando, sino la forma en que la estoy viendo.

 

Conectamos a las personas con la facultad autocurativa interna, a través de la canalización y proyección de Reiki (Energía Vital Universal), sin medicamentos. Nuestra premisa es que si en forma natural llegó una enfermedad o dolencia a tu vida, en forma Natural debe irse.

 

Reiki y el estrés.

Reiki tiene efectos rápidos y efectivos para enfrentar y superar el estrés, puesto que es un sistema práctico y eficaz para tratar tanto los síntomas como las causas. Una de sus principales ventajas es que no depende de las creencias ni capacidades de las personas, ya que no necesitas meditar, visualizar etc.

 

Su aspecto práctico encaja muy bien con el estrés laboral, por ejemplo, porque Reiki "va al grano", tratando los síntomas de forma inmediata a la vez que trabaja aspectos más profundos a nivel inconsciente. Lo más importante, sin contraindicaciones, en forma directa, suave y natural.

 

Alivio de síntomas

Reiki sana los síntomas del estrés a corto plazo, aportando una sensación de paz y tranquilidad durante y después de cada sesión. Alivia las sensaciones de ansiedad, agresión y depresión que acompañan al estrés.

Nos llena de energía físicamente, fortaleciéndonos para poder afrontar situaciones estresantes y ayuda a disipar dolores de cabeza, tensiones musculares, mareos etc. que suelen ser manifestaciones físicas del estrés.

Las sesiones de Reiki se dan con el paciente acostado, escuchando música relajante. El practicante posa suavemente sus manos sobre el cuerpo de la persona, empezando por la cabeza y terminando por los pies. Muchas personas se relajan tanto que quedan profundamente dormidas. Con el paso del tiempo, esa sensación de paz y tranquilidad después de la sesión dura más y más, pudiéndose convertir en el estado de ánimo permanente de la persona.

La Terapia de Reiki es Medicina Natural, energía universal que actúa sanando los desafíos de salud en los cuatro niveles: emocional, mental, físico y espiritual. A continuación, encontrarás una descripción breve de enfermedades comunes y las posibles relaciones de su causa.   
 

Puesto que la Terapia de Reiki sana a todos los niveles, es de gran ayuda para llegar al fondo de los orígenes de una enfermedad. Lo primero es entender la causa y trabajarla con Reiki, para luego aliviar los síntomas que esta ha originado, muchas veces manifiestas en los cuerpos emocionales y físico.  

Reiki actúa bajando los niveles de ansiedad, pena, temor, inseguridad, soledad, pánico, etc. subiendo progresivamente la energía vital interna, lo cual produce reordenamiento celular y del sistema inmunológico (defensas del organismo) lo cual incide en la natural mejoría del paciente. 

Depresión: 

Una persona deprimida se siente cansada, baja en energías, sin ganas de afrontar el mundo. Reiki canaliza la energía que nos rodea hacia el paciente, aumentando su fuerza personal y sus ganas de vivir y seguir luchando. Al mismo tiempo nos equilibra, permitiéndonos visualizar nuestros problemas en un marco mas realista. 

A largo plazo, Reiki empieza a trabajar con la causa del problema y no solo los síntomas. Aún cuando la causa parece estar fuera de nuestro control (un problema laboral, por ejemplo), Reiki nos ayuda a cambiar nuestra actitud hacia esa causa.

Estrés:

Reiki tiene efectos maravillosos para eliminar el estrés, puesto que es un sistema práctico y eficaz para tratar tanto los síntomas como las causas. Una de sus principales ventajas es que no depende de las creencias ni capacidades de las personas, ya que no necesitas meditar, visualizar etc. Su aspecto práctico encaja muy bien con el estrés laboral, por ejemplo, porque Reiki "va al grano", tratando los síntomas de forma inmediata a la vez que trabaja aspectos más profundos a nivel inconsciente. 

Alivio de síntomas:

 

Primero, sana los síntomas del estrés a corto plazo, aportando una sensación de paz y tranquilidad durante y después de cada sesión. Alivia las sensaciones de ansiedad, agresión y depresión que acompañan al estrés. 

Nos llena de energía físicamente, fortaleciéndonos para poder afrontar situaciones estresantes y ayuda a disipar dolores de cabeza, tensiones musculares, mareos etc. que suelen ser manifestaciones físicas del estrés. 

Accidentes

 
Todo ocurre por una razón, ¡hasta los accidentes! A veces, ocurren para hacernos reflexionar sobre el curso que esta tomando nuestra vida. Si tienes un accidente, intenta reflexionar la razón por lo que lo tuviste, aunque parezca raro que un evento que parece pura "mala suerte" tenga un significado mas profundo.

 

Alergias

 
Una alergia es una reacción desproporcionada de nuestro cuerpo a un elemento que considera como un invasor. Luchar contra un enemigo de nuestra propia creación es un acto de agresión, una lucha subconsciente contra una parte de nuestra vida que nos asusta o no deseamos. La resistencia es lo contrario al amor, ya que amar significa aceptar. 

La sustancia que desencadena la alergia es un símbolo del aspecto de tu vida contra el que estas luchando o intentando evitar. Examina los aspectos de tu vida en lo que estas en conflicto. 

 

Dolores de espalda

 
La espalda representa temas de apoyo. Problemas de espalda indican que sientes un exceso de responsabilidad pero no quieres admitirlo. O quizás consideras que no recibes el apoyo que te mereces. 

Dolores en la parte superior de la espalda representan una falta de apoyo emocional. Puede representar una falta de entrega emocional de tu parte. Dolores en la parte central de la espalda corresponden a sentimientos de culpabilidad en el pasado. En la zona lumbar, representa una falta de apoyo material u económico. Un miedo al futuro relacionado con el dinero. 

Abre tu corazón al amor y apoyo del Universo en lugar de cargar tú con todo el peso. Brinda amor y confianza a otros y recibirás de vuelta mucho más de lo que diste. 

 

Presión Alta

 
Una presión alta es el resultado de la sangre presionando sobre las paredes de las arterias durante las diferentes fases de bombeo del corazón. Ocurre cuando no expresas tus sentimientos y emociones durante un largo periodo de tiempo. Vives constantemente al borde del conflicto, sin llegar a conclusiones, bajo una presión constante. 

Al contrario, una presión baja es consecuencia de evadir problemas. Ocurre cuando sufres de una falta de energía vital y no eres capaz de hacerte notar. También puede indicar un intento de evadir o no reconocer tu sexualidad.

Observa las energías dentro de ti. No juzgues. Si eres honesto y afrontas tus problemas, encontrarás una nueva calma (presión alta) o una nueva energía (presión baja). 

 

Hipertensión 

La subida generalmente imprevista de la presión sanguínea arterial tiene como causa la manifestación de los desórdenes orgánicos y emocionales.

Reiki colabora equilibrando con un cambio y regularización de los hábitos de vida. 

Debemos saber que cuanto más profundos sean los traumas o conflictos psíquicos relacionados con la enfermedad, será de mayor necesidad la colaboración consciente del paciente en su cura, a través de una participación activa integrando lo reprimido, asumiendo las áreas rechazadas, focalizando la energía sanadora en el síntoma respetando sus necesidades y armonizándose con ellas.  

 

Bulimia o Bulimia Nerviosa

 
Esta enfermedad está causada por una necesidad de vivir, ser amado y recibir "alimento emocional". Hay una sensación de vacío que estás intentando llenar desesperadamente. Puede que te sientas inseguro y con miedo a la perdida. 

Aprende a amarte tal como eres, te será más fácil aceptar el amor de otros, porque lo mereces. Date cuenta que hay una fuente sin limites de amor y alimento espiritual - y está dentro de ti.

 

Cáncer

 
Rabia que te consume, un deseo de autodestrucción. La energía vital no nutre el chakra base al ser bloqueada por sentimientos de remordimientos, miedo y rabia interna proveniente de temas arraigados relacionados con el ego que no han sido perdonados.

Cuando el perdón sea total, ocurrirá  la sanación.

 

Virus del VIH

 

En pacientes con VIH o SIDA, por ejemplo, las pruebas médicas indican que el paciente experimenta un incremento en sus funciones inmunológicas (un incremento en los T- linfocitos, por ejemplo) después de unas sesiones de Reiki, porque el cuerpo en sí incrementa su capacidad para luchar contra la infección. 

Además, Reiki funciona a largo plazo, a menudo cambiando los hábitos que ocasionaron la bajada de defensas e incluso puede llegar a liberar las emociones que causaron el bloqueo

Resfriados y gripe

 
Un conflicto crónico esta subiendo a la superficie. Es una manera que tiene tu cuerpo de purificarse, liberándose de productos químicos de la comida, bebida, aire etc. que ingieres.

Toma la oportunidad para descansar y dejar que tu cuerpo se regenere. 

Estreñimiento

 
Muchas veces está relacionado con la avaricia, el no querer "soltar" (normalmente posesiones materiales). También puede ser que estás aferrado a antiguas creencias y reprimes problemas, temiendo los resultados si aflorasen a la superficie. 

Tienes que aprender a soltar. Deja que la vida fluya a través de ti y encontrarás la seguridad y riqueza que buscas. Lo que verdaderamente te sustenta viene de Dios y no de fuentes externas. 

Diabetes

Indica un deseo de ser amado, combinado con una inhabilidad para dejarse amar. El resultado es "hiperacidez" o sea, los que no aman, se vuelven ácidos. Te falta el dulzor de la vida y añoras el amor que no puedes dar. 

No esperes esa pareja ideal imaginaria, deja que el amor te llegue de todas partes. Suelta el pasado y reconoce que el amor, el disfrute y el afecto son elementos fundamentales de la vida. 

Cansancio (Síndrome del Cansancio Crónico)

 
Posiblemente causado por un bloqueo en el chakra garganta. Sientes una falta total de motivación y una seguridad que todo irá mal. 

Necesitas estimularte y ponerte metas, sin quedarte anclado en pensamientos angustiosos sobre el presente o el pasado. 

Problemas cardiacos

Indica una falta de compasión o el hacer cosas sin mucha convicción. Un exceso de emociones y una necesidad de luchar por la supervivencia también son indicaciones de este tipo de dolencia. 

Pregúntate si tu corazón y tu cabeza o en otras palabras tus emociones y tu intelecto están en equilibrio. ¿Vives en contacto con tu corazón? ¿O necesitas ponerte enfermo antes de poder realmente estar en contacto con el? Conecta con tus sentimientos de amor y no tendrás problemas de corazón.

Cigarrillo

 
Los pulmones simbolizan la idea de libertad y comunicación, que intentas crear fumando. Pero como esas creaciones no son reales, terminan esfumándose como el mismo humo que produces. 

Date cuenta de lo que realmente quieres y hazlo realidad. La verdadera comunicación solo puede ocurrir en un ambiente de claridad, y no rodeado por una cortina de humo. 
 

Úlceras

 
Las úlceras están relacionadas con el miedo y una fuerte convicción de que no vales. ¿Qué te corroe por dentro? Puede que estés reteniendo rabia y pensamientos negativos que literalmente te "pudren desde dentro". 

Necesitas entrar en contacto con la fuente de tu estrés y rabia para canalizar esos sentimientos de una manera positiva.