El plano astral

 EL BAJO ASTRAL


El bajo astral corresponde al lugar del plano astral donde se encuentran las vibraciones más “bajas”. Es ahí donde convergen las energías negativas y habitan los seres “maléficos”. Contrario a lo que la gente piensa el bajo astral es obra del Creador.

¿Cómo es posible que sea el propio Dios quien haya creado el infierno como algunos lo denominan popularmente?

Los hombres confunden las energías de involución con el mal, lo que provoca que ya no comprendan nada a las historias del diablo y del buen Dios. Las energías de involución son tan necesarias para la vida, como lo son las energías de evolución. Son los dos polos que permiten el equilibrio, como el día y la noche. Si solo existiera el día, el sol acabaría por secar toda la vegetación; si solo existiera la noche la fotosíntesis no podría efectuarse. El día y la noche crean el equilibrio que permite que exista la vida en el planeta. Igual las energías de evolución e involución crean el equilibrio que permiten la existencia del Universo.

Las energías de involución son necesarias para crear la materia, desafortunadamente ese proceso provoca que los seres se vuelvan cada vez más inconscientes y que caigan en la oscuridad. Cuando se ve el árbol de la vida en el cielo con toda su transparencia, forzosamente todas las energías son positivas. Cuando se ve el árbol de la vida proyectado en la materia, las energías son negativas, pero eso no significa que sean diabólicas, significa que son involutivas. Con esto quiero decir que voluntariamente la conciencia cósmica aceptó de hacer el proceso inverso que ustedes hacen de evolución, o sea que ella hace el proceso de involución para volverse materia. 

¿Dónde está el diablo en todo esto? El diablo es la parte de Dios que cae en la inconsciencia, en la oscuridad.

 

¿Cuáles son las entidades del bajo astral?

Hay de varios tipos:


Por un lado, están las entidades que han estado allí desde el momento de la Creación, y que en realidad son las futuras almas de todos los elementos que son de la naturaleza, de los minerales, etc. No hay que acercárseles. Ellas son el reservorio de la existencia de la materia como energía. Sin esas creaturas la materia regresaría a su estado sutil y no podría existir el mundo físico que conocemos.
Desafortunadamente, el precio a pagar es el oscurecimiento temporal de su conciencia, de su luz, de su divinidad. Es por eso que esa jerarquía de individuos está hundida en las tinieblas. No se puede crear la materia de otra manera. En cada ronda un grupo de Monadas (Egos divinos) serán afectadas a esa tarea necesaria. Hay que dejarlas tranquilas (ver inframundo)

Luego está el bajo astral creado por la humanidad. Deben saber que el hombre, cuando actúa, cuando piensa, cuando descarga sus emociones, crea vibraciones, crea formas. Es por eso que en las auras, además de los colores, se pueden ver también formas ya sea geométricas o simbólicas. 

(La persona capaz de ver esos símbolos y formas es un clarividente que tiene acceso a la visión del alma, llamada también buddhi o cuerpo causal, la mayoría del tiempo los individuos solo ven colores, lo que significa que tienen máximo acceso al cuerpo astral, rara vez al alma que también emite colores)


Así pues, estas entidades que se deben a la falta de madurez en la evolución del hombre y de todas las acciones del hombre, no son nacidas de una ley necesaria a la Creación.

LIMPIEZA PERIÓDICA

Cuando el discípulo va a recibir una iniciación (un paso en su evolución cósmica) tiene primero que purificar su cuerpo astral. Lo mismo pasa con la humanidad cuando se acerca a un nuevo plano iniciático. Es necesario en un primer tiempo limpiar el plano astral y es lo que está sucediendo actualmente. 

Un ser humano, como individuo, puede fácilmente limpiar su cuerpo astral, es lo que le va a surgir como pruebas, o como karma, y así individualmente va poder ir a tomar su iniciación. Pero cuando se trata de iniciar a toda una humanidad aunque se intente repartir el karma de manera individual, hay un karma de masa, un karma colectivo que es necesario absolutamente purgar, para que esas entidades, esos fantasmas del bajo astral, creados por la humanidad inmadura sean completamente disueltas.

Es lo que genera los forúnculos como las guerras, las crisis, las catástrofes naturales, o sea todos los problemas que la sociedad conoce y vive, que sean los problemas económicos, sociales, políticos, etc. Es una manera de evacuar, desintegrar en una toma de consciencia general, esas entidades.

Esto es lo que se expresa en la Biblia cuando Jesús dice que el hombre tiene que renacer y que es necesario limpiar los cielos antes que el hombre sea nuevo. 

Personalmente lo encuentro en forma de alegoría cuando la Biblia menciona que Jesús purificó el templo, echando fuera de la "casa de su Padre" a todos los mercaderes que comerciaban en su interior. (San Juan 2:13-22)

¿Por qué es importante separarse del bajo astral?

La mayoría de los individuos, debido a las vibraciones que generan, ya sea por sus enojos, sus depresiones o su falta de evolución están en mayor o menor relación con el bajo astral que con cualquier otra cosa. Y al corresponder con el bajo astral, provocan que a su vez estén influenciados por las vibraciones que genera el bajo astral, incluso por las entidades del bajo astral que los impulsan a producir de más en más esa vibración negativa, llegando en los casos más avanzados a caer y perjudicarse cada vez más en sus degradaciones, vicios y crímenes. 

Mientras que haya puntos de anclaje para las entidades del bajo astral, habrá penetración del bajo astral en el aura de la humanidad, de ahí el contagio posible. Cuando en las oraciones se dice: “que las puertas del mal sean selladas”. No se trata de propinarle un portazo al diablo, sino que de manera determinante cortar la relación que entretienen los hombres con el bajo astral. Así todo lo que oscurece el destino de la humanidad será disipado.

 

 

El viaje al plano astral no es algo de lo que me agrade hablar, simplemente porque actualmente en la mente de la gente hay muchas preocupaciones e intereses relacionados con el astral.

Cuando se desdoblan de su cuerpo físico, van al astral, ahora bien todos nuestros esfuerzos (de los Maestros y la Jerarquía) tienen por objetivo hacerlos superar el plano astral. Ya no queremos que estén en el astral, ya sea de manera consciente o inconsciente. Consciente justamente cuando se proyectan, e inconsciente cuando viven de la forma caótica como viven ahora (llenos de pensamientos y sentimientos negativos o depresivos que a nivel vibratorio se conectan con el bajo astral).


Ya no queremos eso. No hay que hacer regresos al pasado. Dejen a los atlantes lo que pertenece a los atlantes y posean lo que les pertenece como nueva civilización. Ustedes tienen que elevarse hacia el plano mental, deben absolutamente propulsarse hacia la inteligencia divina, porque el plano mental justamente es eso. La inteligencia interior, la inteligencia divina, la apreciación y el entendimiento de las cosas.

(La humanidad en el transcurso de la cuarta ronda está evolucionando a través de siete grandes civilizaciones, en donde en cada una va a buscar desarrollar más particularmente uno de los siete principios que componen al ser humano. En la civilización atlante fue el cuerpo emocional, en la civilización actual es el mental.

 

¿De qué les puede servir explorar todas las curiosidades que ofrece el plano astral?

¿Ver los colores que irradian los seres?

¿Observar el verdadero rostro de un árbol que se revela en el plano astral?

 

¡Ya rebasaron todo eso!

 

(Esto debido a que nosotros la humanidad actual, reencarnamos antes como la civilización atlante)


El plano astral aunque vibratoriamente es más sutil que el plano físico, es todavía más ilusorio que el plano físico. Es en el plano astral donde reside la mayor cantidad de ilusiones que el hombre puede contemplar. Es la sutilidad de la substancia que lo compone, lo que permite tal cosa. El plano físico es inalterable, cuando hay una roca, hay una roca y si no la ven, se golpean encima. Todo lo que pueden hacer es romperla y aún así seguirá siendo una roca, esparcida en pequeñas piedras que seguirán constituyendo la roca. En cambio en el plano astral pueden golpearse con una roca porque el ser que acababan de rozar astralmente con vuestro propio cuerpo astral, creo en ese instante una roca con su imaginación.

 

¿Entonces donde está la realidad en el astral?  ¿Hay una roca o no hay una roca?

 

Cuando se encuentran en el astral pueden crear lo que les plazca por medio de su imaginación y su deseo. Pueden cambiar su figura, el color de su piel, de raza, ser mechudo o calvo, grande o pequeño. Pueden encontrar a todos los seres que quieran, desde su vecina hasta el mismísimo Dios Padre. ¡Si, incluso a él!


Es justamente el poder del plano astral y es a ese nivel que se sitúan la mayoría de los magos, digamos más precisamente de los pequeños magos, porque los verdaderos magos trabajan con la energía divina y no con la matriz de la materia física que representa el astral.


El primer gran peligro del plano astral es que la persona que se proyecta encuentra todo tipo de ilusiones y si no es lo suficientemente prevista, cuidadosa creerá que todo eso es la realidad, pudiéndose confundir o incluso perderse en su evolución espiritual, en su liberación cósmica.


Así por ejemplo, si en el plano astral se encuentran con sus amigos o familiares que ya murieron, pueden estar seguros que es una ilusión, ya que no es posible encontrarse con las verdaderas almas de los desencarnados en el plano astral , porque el plano astral no es un lugar de residencia, sino un lugar de transformación y de creación. Es la transición entre dos mundos, el mundo espiritual y el mundo físico.

Cuando estén desdoblados de sus cuerpos físicos, si ven que son capaces de cumplir grandes prodigios, como crear arboles, edificios, mares, todo tipo de cosas, significa que están en el plano astral, en el plano de la ilusión y entonces tienen que alejarse porque están en peligro.

El segundo peligro es que en el plano astral existe toda una serie de seres, de creaturas que tienen el deber de constituir ese plano. Y cuando llegan a encontrarse con un humano, se precipitan sobre este porque tienen hambre de energía, no son seres malos y la naturaleza les provee la energía necesaria para su existencia, pero si pueden obtener más, aprovecharán la oportunidad. (Me recuerda a los predadores de la selva, así como evitamos entrar solos en la selva para no ser comidos, también evitar entrar solos en la selva astral para no ser vaciados de nuestra energía) 

Entonces es necesario ABSOLUTAMENTE superar ese plano astral.

 

¿De qué manera?


Esto lo explico en método para acceder a planos superiores de la tierra

Pastor (maestro de sabiduría, 21-11-87)

 

MÉTODO PARA ACCEDER A PLANOS SUPERIORES DE EXISTENCIA

 

 

Aquellos que son susceptibles de practicar la proyección astral, deben evitar ir al plano astral, ya que corren riesgos (ver peligros del viaje astral). Si quieren desarrollar su capacidad, deben proyectarse a planos superiores, y para eso se requiere que sean disciplinados y se den una dirección. Tienen que hacer una diligencia diaria con respeto a su desarrollo espiritual.

También tienen que prever el momento en que se proyectarán. Una proyección que se efectúa en los planos superiores, no se decide así no más por capricho:

 

- “Hey, son las tres de la tarde, no tengo nada que hacer, voy a subir”.

 

Esto se debe porque cuando se quiere proyectarse a planos superiores, se requiere la ayuda de un guía. Entonces entras en meditación, comienzas poco a poco a elevarte, pero en la última etapa necesitas de alguien que venga a buscarte para hacerte pasar la frontera que separa el astral de los niveles superiores. O sea que aquel que se desdobla sin jamás encontrar un guía que los dirija, significa que simplemente está viajando en el astral y jamás en otras dimensiones.

 

¿Por qué esa necesidad del guía?  Quien justamente fue un icono y yo diría que casi un dogma entre los antiguos egipcios.

 

(Los antiguos egipcios consideraban que la vivencia en sueños era tan real – sólo que en otra dimensión – que la vivencia estando despiertos. Me imagino que los antiguos ocultistas egipcios tenían un conocimiento profundo de los guías, que influyó en la religión del pueblo. Así en la mitología egipcia, el dios Anubis era el encargado de guiar al espíritu de los muertos al “otro mundo”)

 

El guía es una necesidad porque al cambiar de dimensión, también hay un cambio vibratorio. Cuando pasan de plano es necesario que alguien venga a protegerlos, para adaptarlos a la nueva vibración que encontrarán. Es importante que comprendan esta realidad que es la vibración. Mientras más se asciende en los planos sutiles, más la substancia que los compone vibra más intensamente.


Sobre el plano físico ustedes están determinados por una cierta vibración, por un cierto sonido que emiten y que tiene todos los aspectos y es resultado de todas las consecuencias de vuestra evolución cósmica. Toda la humanidad (sin considerar los aspectos de evolución espiritual de cada individuo) tiene el mismo sonido de base, o sea la misma vibración.

Para pasar a un plano superior, ese sonido de base tiene que adaptarse, o sea sintonizarse con la vibración más elevada que le corresponde a ese plano superior. Es como si a un foco le hicieran pasar una corriente de electricidad de mayor voltaje. Si no está previsto para soportar una mayor intensidad se quema. Para eso es el guía, para proteger, servirle de pantalla y adaptar progresivamente el cuerpo del viajero a la intensidad vibratoria del plano superior. Sin el guía el humano no podría pasar. Este guía no necesariamente se va a presentar, por ejemplo cuando lo encuentren, puede que solo vean su silueta. Entonces,

¿Qué tienen que hacer para que el guía se les aparezca?

Tienen que hacer meritos. tiene que centrarse en la espiritualidad y no solo de manera anodina, sino con seriedad y cada día pronunciar una formula de alianza, ya sea por una oración que habrán recibido, que ustedes mismos habrán compuesto, o que habrán tomado de alguna escuela esotérica u orden iniciática. De esa manera eso crea el llamado y sobre todo crea el ambiente vibratorio donde el encuentro con el guía y la alianza con él van a poderse dar.

 

Cada día ustedes construyen esa alianza y así prometen que en tal fecha a tal hora, ustedes desearan subir a los planos superiores (usualmente es el plano mental). Y así llegado el momento de la cita ustedes comienzan la proyección. En un primer tiempo van forzosamente llegar sobre el plano astral, porque no se pueden subir al segundo piso, sin haber pasado por el primero. Así como se requiere subir piso por piso, también se requiere subir plano por plano, dimensión por dimensión. Pero no se quedarán en el plano astral, el guía vendrá por ustedes e inmediatamente percibirán la diferencia.

Para aquellos que están acostumbrados a desdoblarse sobre el plano astral simplemente cambia el escenario, la civilización. Encuentran otros seres, otras actitudes, otros ideales, etc.

Cuando se efectúa ese cambio de dimensión, de plano sutil, tienen la impresión de despertar, de salir de un estado de letargo. Aunque estuvieran conscientes en el plano astral y hayan pasado en estado consciente de un plano al otro. Esto se debe porque mientras más se asciende en los planos sutiles, más la conciencia se eleva, más se despierta a la realidad cósmica. Por eso los planos sutiles se llaman también planos de conciencia. Esto no lo perciben cuando se proyectan en el astral porque la conciencia que se tiene en el plano astral no es más evolucionada que la conciencia que se tiene en el plano físico. No es una conciencia espiritual.

 

(Maestro Pastor, 21-11-87)