Nuestros pensamientos crean la realidad

Nuestros pensamientos crean la realidad

 

Nuestras memorias crean nuestro universo físico

«¿Habéis pensado alguna vez que lo que vemos tal vez dependa de lo que creemos? ¿Qué sucedería si aceptásemos la idea de que todo lo que percibimos viene determinado por nuestros pensamientos? Tal vez conseguiríamos reconocer (lo cual, al principio, nos resultará un tanto extraño) que nuestros pensamientos son la causa y que nosotros vemos el efecto. Sería de necios, en ese caso, culpar al mundo o a las personas de la miseria o del sufrimiento que experimentamos, puesto que la percepción se considera un reflejo, no un hecho.
Imaginad ahora que la mente es una cámara que proyecta nuestro estado interior sobre el mundo. Cuando tenemos la mente llena de pensamientos negativos, vemos el mundo y a las personas desde una perspectiva negativa. Por otro lado, cuando la mente está en paz, el mundo y los demás nos resultan agradables. Podemos decidir levantarnos por la mañana y ver un mundo amable a través de unas gafas que dejen que entre solo el amor.
Probablemente nos convenga poner en duda nuestra necesidad de controlar el mundo exterior. Vale más aprender a controlar nuestro mundo interior tomando los pensamientos que queremos crear en nuestra mente. La paz mental nace de nuestros propios pensamientos, irradiándose después hacia el exterior. A partir de nuestra paz interior (causa) desarrollamos una percepción pacífica del mundo (efecto)».

   

 

Oficialmente la ciencia admite que nuestros pensamientos crean nuestra realidad

Lo que sigue no viene de un texto religioso ni nueva era: es rigurosamente científico. Se apoya en la física cuántica.

  • Puedes crear tu propio mundo. Si el pensamiento que transmites sobre lo que quieres es bien claro y definido, lo atraerás.
  • Compartir e interactuar con las personas es lo que de verdad nos va a hacer felices

Todo este fascinante mundo cuántico abre una enorme y misteriosa puerta al mundo espiritual. Somos como grandes antenas electromagnéticas. Dependiendo de nuestra energía vamos a atraer a unas posibilidades o a otras, de las infinitas que nos ofrece el universo.

Y la pregunta es: ¿qué señal estás tu transmitiendo al universo? Porque puede depender de ella lo que recibas. Siendo conscientes de esto tenemos la capacidad de cambiar nuestra energía,  para ello primero tenemos que cambiar el pensamiento, salir de nuestra rutina, de nuestro tiempo y de nuestro cuerpo. Imaginar situaciones deseadas es una forma muy sencilla de hacerlo ya que al imaginar nuevas situaciones, como el cerebro no tiene ojos, no sabe si lo que pensamos, soñamos o imaginamos, está pasando de verdad o no.

De esa forma nos adelantamos a lo que queremos,  las funciones celulares de la felicidad se ponen en marcha: serotonina, endorfinas, dopamina…  Y co-creamos con el universo. Puedes crear tu propio mundo. Si el pensamiento que transmites sobre lo que quieres es bien claro y definido, lo atraerás. Podemos relajarnos, confiar en la vida, co-crear con el universo y disfrutar de nuestra existencia.
Compartir e interactuar con las personas es lo que de verdad nos va a hacer felices. Somos seres espirituales y además de necesitar cosas necesitamos nutrirnos de amor, compartir y sentir paz y serenidad.

 

El artículo nuevamente cuenta de cómo el testigo cambia el resultado del experimento, literalmente esto ha sido demostrado científicamente cuando se experimente en el ámbito de física de las partículas o física cuántica. Es decir, el pensamiento influye contundentemente en la realidad. Este experimento es tan trascendental para la humanidad que no entendemos cómo es que en las Universidades, periódicos, radios y televisoras no están disertando sobre esto en primeras planas, para finalmente tomar la decisión más básica del mundo: educar en las escuelas básicas a nuestros niños para cambiar a un pensamiento positivo sobre su realidad, ya que son responsables de crearla.

Así de fuerte y claro señoras y señores, es urgente tomar consciencia y comenzar a vivir con una actitud más responsable, a dejar de ser horrorosamente reactivos sino proactivos. Para que ante la conflictividad que vivimos, seamos más adultos y reflexionemos, para elegir de nuestros pensamientos, los más positivos, los más constructivos para solucionar las problemáticas y no para atizarlos.

Les informo con base científica a los que tienen un pensamiento tóxico constante de rabia desasosiego, desesperación: no importa a quién están culpando de sus desgracias, a los únicos que les están haciendo daño, es a ustedes mismos. Lo explicamos muy bien en el artículo:el pensamiento negativo, la peste de las neuronas.

Nada justifica quedarte en la lamentación, lapidando a otros para justificar tu desgracia, ya basta. Se varón levántate, piensa y hazte cargo de un mundo mejor para ti y los tuyos.

 

Los pensamientos negativos: la “peste” de las neuronas…

No mucho se ha escrito sobre este nuevo problema del Siglo XXI: La incidencia de los pensamientos negativos sobre nuestra “red neuronal”.

En 2008, un brillante artículo  elaborado por la Profesora María del Carmen Navarro Maldonado, para la Universidad de México, exponía las bases de lo que ella denominaba “peste de las neuronas”, analizando la incidencia de los pensamientos negativos en el marco de conceptos abstractos que podrían materializarse. La cuestión reviste especial interés, ya que en los últimos tiempos la presencia del pensamiento creativo parece estar relacionada con la salud, mientras que la presencia del pensamiento negativo se asocia con la enfermedad, y a nivel biofísico, existen evidencias empíricas que apuntan a ello, tal y como expone la profesora Navarro.

Citando igualmente a Perkins , 1984, hallamos que el pensamiento creativo se asocia a la materialización de realidades que “a priori”, suponen la estructuración de ideas que hallan su contrapartida en una satisfacción que actúa como retribución en sí misma.

Esta retribución creativa obedece a una necesidad del ser humano de integración con el “Universo Inteligente”, hasta el punto que genera reacciones biofísicas placenteras, ya que va orientada a la generación de un “bienestar colectivo”.

Si atendemos a los avances que han reportado bienestar y avance en nuestra historia, el impulso de las mentes creativas, ha permitido el disfrute colectivo de los avances que actualmente gozamos en nuestras modernas sociedades de bienestar.

La cuestión fundamental que aborda la profesora Navarro es la relativa la incidencia de nuestros pensamientos en nuestras vidas.

La respuesta es sin duda positiva. Nuestros pensamientos están correlacionados con nuestra vida de entorno, hasta el punto que pueden condicionar nuestra salud o nuestra enfermedad. Cuando habla de “peste de las neuronas” habla expresamente de aquellos estados en los que la ira, el miedo y el pensamiento negativo conducen a situaciones energéticamente adversas a nivel biofísico.

Y efectivamente, tal y como cita Ernest Holmes en su libro (La ciencia de la Mente) 1998, te conviertes en aquello que piensas que eres y crees “ser”.

La peste de las neuronas, proviene de la creencia en el caos, ya que dicha creencia genera una serie de reacciones autodestructivas en cadena, que pueden devenir y de hecho devienen en una materialización de ese pensamiento continuo.

De ahí la importancia en el estudio de los procesos que intervienen en la salud de los procesos dell pensamiento positivo y creativo, ya que en esa positividad se encuentra la clave del avance humano.

Navarro llega incluso a aseverar en su brillante exposición, que los pensamientos negativos, son los generadores de esa “peste” de las neuronas, ya que inciden en el origen mismo de la creación destructiva constante que desemboca en el caos del sujeto así pensante. La perseverancia en ese tipo de pensamientos de forma pesimista y negativa, finaliza materializando en la realidad el desenlace de esa creación.

De esta forma, los síntomas de esta “enfermedad” son el temor y su consecuencia , la ira, la violencia y las manifestaciones del odio que degeneran en conductas de destrucción.

De ahí la clave de las funciones de los receptores AMPA y NMDA, y los bloqueos en las transacciones de Na+ y K+, así como los buffers de Ca++ y su interacción con la Calmodulina, en las fases de polarización y depolarización.

 

María del Carmen Navarro Maldonado es Profesora Titular del Departamento de Biología de la Reproducción en la Unidad Iztapalapa de la UAM (México).

Encuentre Ud una persona negativa y todos le dirán lo mismo: que ellos no son negativos que lo que son es realistas. Pero si vamos a la física cuántica encontramos que ella ha demostrado que los pensamientos crean la realidad, por lo tanto, el pesimista siempre confirmará su teoría fatal. De lo que nunca se dará cuenta, es que él es el principal responsable de su tragedia.

Podemos crear la guerra o podemos crear la paz, somos creadores.”       

 

Los descubrimientos en física cuántica han cambiado la forma de ver el mundo.  En el universo de Newton todo era medible y ordenable. Su realidad estaba en consonancia con la filosofía de Descartes en la cual el origen y principio de todo es la física, negando la relación entre el mundo material y el espiritual.

Doscientos años más tarde, Einstein lo cambió todo con sus descubrimientos sobre la relatividad y la física cuántica. Descubrió que el espacio/tiempo son uno y forman un todo de cuatro dimensiones. Que todo es luz y lo que vemos son las sombras y que la luz curva el espacio. En la nueva física todo se mueve con respecto a todo, menos la luz, de la que no se puede ir más rápido.

Como  el único valor absoluto es la luz, si fuésemos a la misma velocidad que ella no envejeceríamos. De hecho un agujero negro es un objeto de una masa tan concentrada que cae espacio/tiempo y provoca un agujero donde no pude ni entrar la luz. ¡Es realmente fascinante! Y por si no fuera suficiente, con su famosa fórmula E=mc2 demostró que la energía y la materia están tan estrechamente ligadas... ¡que son lo mismo!. El átomo clásico que estudiamos muchos en el colegio con bolas y palitos dejó paso al átomo actual, que se compone de un núcleo pequeño y de energía o partículas subatómicas como los electrones, girando alrededor del núcleo.

Eso quiere decir que todo lo que nos rodea no se compone de materia, sino de campos energéticos. Es curioso saber que si por ejemplo un átomo tiene 5 protones positivos, entonces se compensa y coge la misma cantidad de electrones negativos de su entorno, se neutralizan y aparecen los neutrones que no tienen signo, equilibrándose así el núcleo del átomo.

El mundo es un baile de partículas subatómicas dirigido por las fuerzas nucleares, la fuerza de gravedad y el electromagnetismo, que actúan entre sólo 12 partículas fundamentales como protones, neutrones, electrones, quarks…para dar lugar a la tabla periódica de elementos que se conocen en el universo como el hidrógeno, oxígeno, sodio, etc.

Einstein y Schrodinger comprobaron que, en los experimentos, las partículas subatómicas unas a veces se comportaban como energía (onda) y otras como partículas (materia), algo que no se puede predecir: depende del observador. En el mundo cuántico todo es posible y todo está intercomunicado. La descripción de la realidad nunca está completa y depende del observador.

Todo este fascinante mundo cuántico abre una enorme y misteriosa puerta al mundo espiritual. Somos como grandes antenas electromagnéticas. Dependiendo de nuestra energía vamos a atraer a unas posibilidades o a otras, de las infinitas que nos ofrece el universo.

Y la pregunta es: ¿qué señal estás tu transmitiendo al universo? Porque puede depender de ella lo que recibas. Siendo conscientes de esto tenemos la capacidad de cambiar nuestra energía,  para ello primero tenemos que cambiar el pensamiento, salir de nuestra rutina, de nuestro tiempo y de nuestro cuerpo. Imaginar situaciones deseadas es una forma muy sencilla de hacerlo ya que al imaginar nuevas situaciones, como el cerebro no tiene ojos, no sabe si lo que pensamos, soñamos o imaginamos, está pasando de verdad o no.

De esa forma nos adelantamos a lo que queremos,  las funciones celulares de la felicidad se ponen en marcha: serotonina, endorfinas, dopamina…  Y co-creamos con el universo. Puedes crear tu propio mundo. Si el pensamiento que transmites sobre lo que quieres es bien claro y definido, lo atraerás. Podemos relajarnos, confiar en la vida, co-crear con el universo y disfrutar de nuestra existencia.

Compartir e interactuar con las personas es lo que de verdad nos va a hacer felices. Somos seres espirituales y además de necesitar cosas necesitamos nutrirnos de amor, compartir y sentir paz y serenidad.

Lourdes P. Bouton, licenciada en Filosofía Pura y co-active coach ACC CPCC


       
 

 

Los Misterios de la Tierra. www.themysteriesoftheearth.com

¡CUIDADO CON LO QUE PIENSAS! SE HARÁ REALIDAD. Los Pensamientos “CREAN”.

La mente humana está continuamente generando todo tipo de pensamientos, por lo que estamos “creando” nuestra realidad y nuestro presente, en todo momento.

Pero, ¡hay que tener cuidado con lo que se piensa!, ya que existen pensamientos dañinos y pensamientos amorosos. Estos pensamientos dañinos provocan, sobre tu realidad presente y futura, la misma cantidad, calidad y frecuencia energética con la que se proyectó el deseo del mismo pensamiento, es decir, “la intención” es la energía fundamental y primordial de todo pensamiento, resultando del mismo deseo más interno del Ser, pues los pensamientos son en sí mismos, EL RESULTADO de las decisiones, inclinaciones o derivaciones del Ser Interno o el Yo, que determinará el grado de evolución de la conciencia.

Así como el amor puede modificar y embellecer, con formas geométricas sagradas, las partículas del agua, así se modifican y se deforman las moléculas del agua cuando le dedicamos pensamientos de odio, rabia, rencor, y en general negativas o dañinas. Este mismo efecto causan las energías de los pensamientos sobre nuestro cuerpo físico, nuestro campo energético, nuestra aura y todo nivel físico-energético. Pero nuestro cuerpo físico- energético, no es más que el retrato de cómo ha permanecido nuestro Campo Emocional y por consiguiente nuestros comportamientos y conductas diarias.

¿Cuáles son los efectos de los Pensamientos?

En primer lugar debemos formatear o fragmentar los pensamientos de forma que podamos descubrir nuestros verdaderos miedos e inseguridades a través de ellos.

¿Cómo? Os propongo una corta historia que sirve de ejemplo para explicarlo y entender el sentido.

Ejemplo: Imaginemos que estamos paseando por una gran avenida en un día muy lluvioso. A pesar de la lluvia el paseo nos resulta agradable, romántico, bohemio, ya que llevamos nuestro paraguas que nos preserva del agua y estamos bien abrigados, así que todo está estupendo, y seguimos paseando.

De repente un enorme rayo tronó cerca de nosotros, tan fuerte que pensamos que resultó a nuestro lado, además fue su resplandor de tal magnitud, que nos dejó en caos por un instante.

La reacción inmediata es generar un estado emocional de pánico, que provoca un gran aumento de los latidos cardíacos, un ascenso de la hormona adrenalina, y tensión nerviosa que generada por el instinto provoca la conducta dela acción de huir y la reacción de miedo, como respuesta al estado emocional, por lo que buscamos apresuradamente un lugar para resguardarnos.

Fragmentamos los pensamientos:

  • El pensamiento ha sido “el rayo”.
  • El Estado Emocional que generó el pensamiento ha sido el de “miedo”.
  • Efectos de los pensamientos sobre el cuerpo físico ha sido, tensión nerviosa o estrés, aceleración cardíaca, subida de la adrenalina, etc.
  • La conducta instintiva o interna con la acción de miedo y la reacción de huir.
  • Comportamiento ha sido el de ponernos a resguardo en lugar seguro.

Nuestros estados emocionales son las consecuencias del tipo de percepción mental de aquellos sucesos o acontecimientos que acaecen en nuestras vidas, es decir, dependiendo de la forma en la que se ha forjado nuestra conciencia a lo largo de nuestra vida, así se reflejará sobre nuestros pensamientos y comportamientos. Por consiguiente “creamos” continuamente nuestro presente diario, nuestra base de datos emocionales, que utilizaremos en futuras situaciones, y conformaremos nuestros cuerpos físico- energético, cada día.

Lo ante puesto es la fórmula que define cómo se generan las Enfermedades Psicosomáticas del ser humano, ya queestas son el resultado del tipo o moco de concepción mental  de la vida, irradiando esta energía- emoción o carga energética hacia diferentes partes del cuerpo físico, distorsionando la parte afectada y enfermándola.

Eso define las enfermedades del exterior del cuerpo, como puede ser alergias, soriasis, escenas, caída del pelo, despigmentación de la piel, etc.

Pero en otras ocasiones, se dirigen a los órganos internos del cuerpo, provocando úlceras duodenales, gastritis, esofagitis por reflujo nervioso, sobre peso, pérdida de peso, absorción de líquidos, tics nerviosos, y un gran etc., o bien se irradian a la Psiquis generando depresión, estrés y demás enfermedades Psico (de la mente) somáticas (que se somatizan o toman forma en el cuerpo o el espíritu) de la persona.

Un alto porcentaje de las enfermedades, tanto físicas como psíquicas, más comúnes son de índole Psicosomáticas, porque son provocadas como resultado de los pensamientos que genera nuestra Mente.

¡Los Pensamientos CREAN!

“Si quieres estar enfermo, sólo debes concentrar tus pensamientos diarios en ello y entonces enfermarás con seguridad”.

“Si por el contrario, quieres mantenerte sano o mejorar tu salud, únicamente debes concentrar tus pensamientos diarios en ello y conseguirás mejorar tu salud o estar más sano”.

Los pensamientos “crean” constantemente, y no sólo sobre nosotros mismos, sino que se propagan al exterior de nuestro entorno, proyectando la energía del pensamiento hacia nuestro exterior mediante nuestros comportamientos, conductas, palabras, acciones y pensamientos internos, ya los pensamientos son el resultado de nuestro interior o conciencia.

Aunque parece de lógica mencionar que los pensamientos crean nuestra conciencia, nuestro Yo y nuestro entorno, aún muchos individuos utilizan como respuesta global en sus vidas la acción-reacción de “los instintos”, por lo que está generando pensamientos basados en esa Percepción Mental Instintiva, frente a los sucesos en sus vidas.

¿Cómo podemos “dejar” la Concepción Mental Instintiva y “elevar” la Conciencia?

Cuando menciono la palabra “dejar” me refiero a “soltar” mentalmente, (que simbolizaría el “dejar atrás” o el “no usar”), y de forma progresiva el modo de percepción mental instintiva, hacia una conciencia más elevada, donde se puedan generar pensamientos más equilibrados y sanos.

Para ello podemos utilizar como herramienta de trabajo personal, “El Camino Espiritual”, que representa la comunicación e interacción del Espíritu o nuestra Luz interna con el mundo físico y energético del plano 3D, donde vivimos.

A la Espiritualidad la podemos considerar como “el camino para alcanzar o seguir a la luz brillante de nuestro interior”.

Como base de este camino podemos utilizar la Meditación conjuntamente con un profundo auto análisis o reflexión de nuestro Yo, es decir, estudiar, analizar o reflexionar sobre nuestros pensamientos, emociones, palabras, actos y situaciones que se genera a nuestro alrededor o que generamos nosotros mismos, y sobre todo estudiar nuestro cuerpo y comprender el lenguaje con el que se nos expresa e informa de cómo estamos y qué nos pasa y por qué.

Este auto análisis de pensamientos, emociones y demás, ha de realizarse asiduamente ya que la energía que liberan los pensamientos es constante, y con la práctica se consigue un estado de estabilidad mental y un aumento de la autoestima que modifica, poco a poco, los futuros pensamientos, y por lo tanto cambian tu Yo y tu entorno, convirtiéndose en un lugar más equilibrado y pacífico, donde todos puedan convivir.

“TUS PENSAMIENTOS SON TÚ PRESENTE,

TÚ “AHORA” CREARÁ EL FUTURO.

EL PASADO “SUÉLTALO” DÉJALO “IR”, PORQUE YA SOLO ES HISTORIA.

TRABAJA “TÚ AHORA” Y CAMBIA LA HISTORIA DE TU VIDA,

ASÍ SERÁ TU NUEVA CONCIENCIA ELEVADA,

TE CONVERTIRÁ EN UN GRAN “SER HUMANO”,

QUE CONSEGUIRÁ CAMBIAR EL MUNDO ENTERO.”

Investigación personal.

Copyright ©). El artículo puede ser reproducido en su totalidad si el autor y/o autores del sitio web se afirman claramente y el artículo se mantiene en su forma escrita original y no se altera de ninguna manera. No se otorga permiso para cambiar el formato y este artículo debe permanecer de libre acceso en todo momento.