166- Eres un ser creador

166
Eres un Ser Creador

"Si crees que puedes ó crees que no puedes tienes razón."
Henry Ford
Ford Motor Company

Contrariamente a lo que creen, la vida en el planeta Tierra está pasando por su mejor momento... ¡y está mejorando! Esta poderosa y exacta afirmación no se basa sólo en nuestra observación de los intrincados detalles de la vida en la Tierra, sino también en nuestro conocimiento de las potentes Leyes del Universo, y en nuestra comprensión de que todas las cosas se expanden y mejoran continuamente.

La gente suele quejarse de la vida moderna diciendo que le falta algo que recordaba haber disfrutado anteriormente, y anhela regresar a esas épocas o formas de vida. Pero nosotros nunca miramos al pasado para recordar tiempos mejores, porque compren-demos que lo que está sucediendo ahora y que lo que vendrá después siempre conllevará lo mejor que la vida puede ofrecernos.

La gente suele malinterpretar su papel en este espléndido proceso de la expansión eterna, viéndose humildemente como algo insignificante en el gran esquema de las cosas. Algunas personas creen que Dios, o algún Poder Superior, lo ha creado todo, incluidas ellas, y que ahora están en el planeta Tierra trabajando para conseguir un estado de mayor Iluminación, o la aprobación de Dios. Otros han llegado a la conclusión de que no existe Dios, y por lo tanto, no se esfuerzan por agradar a nadie.

No estás en tu cuerpo físico luchando para llegar a lo No-Físico, puesto que no estás separado de ello; eres una extensión —una extensión de Primera Línea— de esa Energía No-Física. No estás en el planeta Tierra para intentar regresar a lo No-Físico, sino que estás invocando a lo No-Físico en el exterior justo donde te encuentras ahora. Y en esa invocación, Todo-lo-que-Es se expande, y tu invocación es la razón de la expansión.

Todas tus preferencias son escuchadas y respondidas

Cuando vives consciente de tu entorno y de todos sus componentes opuestos, se produce el proceso natural de aclarar tus preferencias personales. Unas veces estas preferencias son tan conscientes que hablas de ellas como tus deseos, otras son más sutiles y no pronuncias palabras, puesto que estas preferencias tienen lugar en muchos planos de tu Existencia. Hasta las células de tu cuerpo son puntos de Conciencia que están experimentando contrastes y aclarando sus preferencias. De hecho, todo lo vivo que te rodea son Conciencias pulsátiles que experimentan contrastes y que tienen sus preferencias. Estas preferencias vivas y pulsátiles tienen poder de invocación.

Dicho de un modo más sencillo: Cuando pides, se te concede. Siempre se te concede. Se te concede todas las veces. Sin excepción... Cuando tú, otra persona o cosa pide, siempre se le concede.
Este sencillo proceso de exposición a la experiencia, que hace que la Conciencia aclare sus preferencias personales, pone en marcha una invocación vibratoria que provoca la Eterna expansión del Universo.
Cuando te das cuenta de que todo lo que ves a tu alrededor en tu realidad tiempo-espacio es Conciencia, que cada punto de Conciencia está teniendo una experiencia donde se crean sus propias preferencias, y que cada una de ellas es escuchada y respondida, entonces comprendes, que todo marcha perfectamente.

Eres un poderoso creador de Primera Línea

Estás en la Primera Línea del pensamiento, de la experiencia y de la expansión. Ten por seguro que no estás solo, puesto que todo lo que ha habido con anterioridad sabe dónde estás, qué estás haciendo y qué estás pidiendo. El aspecto No-Físico de tu yo que está en la Primera Línea es la experiencia de la expansión, de disfrutar de las ideas nuevas, y de unirse a ti gozosamente a medida que avanzas hacia tu poderoso futuro.

Deseo que recuerdes todo lo que eres para que puedas disfrutar de esta ventajosa posición de Primera Línea del modo en que tú habías planeado al venir a este mundo físico.
No eres un Ser inferior que necesita la iluminación. No eres una partícula insignificante en un vasto Universo sin fin. No eres hijo olvidado o perdido intentando encontrar el camino de regreso a casa... Eres poderoso creador que estás en la Primera Línea cabalgando sobre la ola de expansión más significativa que jamás ha tenido lugar. ¡Deseo que recobres tu conciencia de esto para que, mientras estés en tu cuerpo físico, puedas gozar de una dicha deliberada y consciente!

La vida en el planeta Tierra mejora incesantemente

Cada generación que vive en el planeta se beneficia de las experiencias de la vida de las generaciones anteriores. Suponemos que esta afirmación es obvia para la mayoría de los lectores; sin embargo, es una afirmación mucho más poderosa de lo que la mayoría puede entender a simple vista.

Cuando contemplas esta afirmación desde tu estado de conciencia de la Ley de Atracción (lo semejante atrae a lo semejante), y cuando recuerdas que todo lo que existe en tu realidad física tiempo-espacio existe gracias a una petición intencionada desde esta misma realidad tiempo-espacio, empiezas a entender la importancia de todos aquellos que se han centrado, de todos los que han vivido el contraste y de todos los que han estado pidiendo: pidiendo respuestas a sus preguntas, solución a sus problemas, mejora de sus situaciones y satisfacción de sus deseos.

Esta vivencia del contraste, que provoca que nos centremos en el deseo, invoca la Energía Creativa del Universo y, de hecho, es lo que hace que la vida evolucione. Se podría decir con exactitud que esta vivencia del contraste equivale a la petición o al deseo que invoca la Energía de la Vida. Hay una gran satisfacción en la Creación Deliberada Hemos hablado a menudo del Proceso Creativo, y también hemos explicado que eres el creador de tu propia experiencia. Muchas personas están empezando a ver la correlación entre lo que piensan, cómo sienten ese pensamiento, y lo que se manifiesta como respuesta a ese enfoque. Cada vez hay más personas en todo el mundo que están siguiendo la visión de la Creación Deliberada, centrándose intencionadamente en creaciones personales específicas, y encuentran una gran satisfacción en ello.

Centrarse deliberadamente es Creación Deliberada, y hay mucha satisfacción en crear deliberadamente resultados placenteros. Resulta satisfactorio cambiar la condición de un cuerpo enfermo a uno sano. Es satisfactorio atraer dinero para poder comprar muchas cosas satisfactorias. Es satisfactorio cambiar las relaciones, vivir en una casa nueva y conducir un coche nuevo. Es satisfactorio controlar todas las trampas físicas de las experiencias de tu vida...

El Arte de Permitir tu Intención Deliberada

La Creación Deliberada es «Permitir» tu conexión personal con el Flujo de Bienestar y con todo lo que consideras bueno.
Aunque no cabe duda de que la creación está directamente relacionada con los resultados o la manifestación de los objetos y situaciones deseados, en realidad lo está más con el proceso de la creación. En otras palabras, es maravilloso atraer y, por consiguiente, poseer un bonito coche nuevo, pero la vida es el proceso para conseguirlo.

En realidad, la vida se basa en sentir un ligero descontento con tu vehículo actual... para poder sentir el suave proceso de aclarar las preferencias personales respecto a otra cosa distinta... para poder sintonizar con la idea y los detalles del vehículo deseado... para poder ser testigos conscientes del movimiento de fuerzas y situaciones que se producen para conseguir la adquisición.
La vida es en realidad un proceso de continuo enfoque desde nuevos puntos de vista más ventajosos. La vida siempre fluye hacia tí y a través de ti, pues la percatación consciente y deliberada de la misma es lo último cuando se vive de verdad.
Conseguir una meta es manifestación; dirigir y mantener tu equilibrio vibratorio conscientemente es Vivir Deliberadamente, que en realidad es el Arte de Permitir.

Cuando llegues a entender y a practicar con eficacia los principios que se exponen aquí, no sólo alcanzarás tus metas deseadas y resultados con mayor rapidez, sino que disfrutarás de cada uno de los pasos del camino incluso antes de que se manifiesten tus deseos. Tu vida se convertirá en un viaje gozoso, en lugar de ser una larga y dolorosa maldición entre momentos esporádicos de satisfacción temporal en el proceso de conseguir el objeto deseado.

La muerte como un nuevo comienzo

La mayoría de las personas no saben a ciencia cierta quiénes son. No están seguras de dónde proceden ni de adonde van. Pero, lo más importante es que no saben por qué están en el planeta Tierra.
Quizá la vía más fácil para comprender la plenitud de tu Ser es que empecemos a hablar de tu muerte física. Esto puede resultar un poco extraño si ves la «muerte» como el «fin» de la experiencia de la vida. Sin embargo, lo que tú denominas experiencia de la «muerte» como el fin de todo, porque eres un Ser Eterno que no tiene fin.

Del mismo modo que lo que denominas «muerte» no es el fin de tu experiencia de la vida, lo que llamas «nacimiento» no era el principio. Eres Conciencia Eterna que se expresa en una gloriosa e interminable danza de la Conciencia. Nunca dejarás de existir.
Cuando experimentas lo que denominas «muerte física» (aclaramos bien estas palabras, puesto que no existe la muerte), retiras tu Conciencia del poderoso punto de enfoque que conoces como tu personalidad física y te concentras totalmente en lo No- Físico. En el momento de ese cambio de enfoque, dejas atrás todos los sentimientos de inferioridad, dudas, preocupaciones, odios, ira y -en un momento del tiempo demasiado corto para medirlo-vuelves a emerger a la perspectiva gozosa y pura de la Energía Positiva que en realidad eres.

Estás aquí por tu Intención Deliberada

Si fueras conciente de que eres un ser de luz viviendo una experiencia terrenal, recordarías que:
• Sabes que eres un Ser Eterno.
• Entiendes el valor de tu Ser.
• Sabes perfectamente quién eres.
• No dudas de lo que vales ni de tu dignidad.
• Entiendes que la vida en esta realidad tiempo-espacio implica estar en la Primera Línea del pensamiento.
• Sabes que vienes a un entorno estable.
• Sabes que el Bienestar es el orden dominante de este entorno.
• Sabes que es un entorno con una tremenda variedad de componentes interesantes.
• Entiendes las Leyes del Universo y la esencia de la creación
• Eres un creador maestro y lo sabes.
• Te gusta la experiencia de crear.
• Sabes que lo haces bien.
• Entiendes y apreciada Ley de Atracción.
• Conoces su justicia y aprecias su coherencia.
• Estás deseando ofrecer tu nueva perspectiva para que el entorno que te rodea pueda inspirar tus nuevas preferencias personales y deseos.
• Disfrutas de la sensación de un deseo nuevo y fresco.
• Entiendes la respuesta Universal de tu deseo nuevo y fresco.
• Te encantará lo que el sentimiento de deseo invoca en ti y a través de ti.
• Entiendes que este sentimiento de deseo es el sentimiento de la Vida.
• No te preocupa el contraste, porque entiendes su propósito.
• Sabes que es por tu interacción con el contraste y la variedad por lo que se formularán tus deseos.
• Esperas con entusiasmo y sin ningún tipo de reserva la nueva conciencia del deseo, que es el resultado inevitable de esta participación de Primera Línea en la vida.
• No vienes con la expectativa de conseguir nada, porque recuerdas sabiamente la naturaleza Eterna de ti mismo y de Todo-Lo-Que-Es.
• Sabes que la vida nunca dejará de expandirse, y que tu propósito no es —ni el de nadie— completarla o terminarla.
• Entiendes que la expansión es el resultado natural de concentrarte en el contraste, porque sabes que éste hará que pidas.
• Sabes que cuando pides, siempre se te concede, por consiguiente no deseas evitar el contraste, porque entiendes el poder de concentración del contraste.
• Sabes que la variedad y el contraste harán que determines las características de tus preferencias personales, y que cada una de estas preferencias, grandes o pequeñas, serán atendidas en el mismo momento en que se producen.

En realidad permíteme decirte que no has venido a este mundo a arreglar algo que estuviera estropeado o a ayudar a redirigir un mundo perdido. No has venido a demostrar tu valía o a conseguir una recompensa a tus esfuerzos mientras estás en ese cuerpo...
Lo más importante que la razón de todo esto es para que ¡seas feliz!

Eres una extensión vibratoria de lo No-Físico

Eres además de la parte física que eres conciente, eres Conciencia, Vibración, y una extensión de la Corriente de Energía que procede de la Fuente.
Eres mucha más Vibración y Energía que el Ser físico que reconoces como tú. Sólo cuando te entiendes como Ser Vibratorio puedes reconocer el continuo de Energía Vibratoria que en realidad eres. Sólo en el reconocimiento consciente de ese continuo puedes realizar la verdadera razón de tu existencia aquí en este cuerpo, o disfrutar realmente de ese proceso.

Con frecuencia la gente se desorienta cuando intenta verse como Vibración, o Energía, porque está acostumbrada a observar sólo las manifestaciones físicas de esas vibraciones. En tu observación del mundo y de todas sus características físicas, es muy fácil involucrarse tanto en los resultados de las vibraciones... que pasas por alto las vibraciones responsables de esos resultados.

Tus emociones te indican tu relatividad No-Física

Tu cuerpo físico nació con unos intérpretes vibratorios tan sofisticados y exactos que a menudo no eres consciente de que los tienes o de que los utilizas para definir tu realidad física, pero estamos en un mundo vibratorio, y todo lo que percibes se debe a tu habilidad para interpretar la vibración:

• Tus ojos interpretan la vibración, y por consiguiente tienes el sentido de la vista.
• Tus orejas interpretan la vibración, y por consiguiente tienes el sentido del oído.
• Tu nariz interpreta la vibración, y por consiguiente tienes el sentido del olfato.
• Tu piel interpreta la vibración, y por consiguiente tienes el sentido del tacto.
• Tu lengua interpreta la vibración, y por consiguiente tienes el sentido del gusto.

Tu habilidad para entender la continuidad de quién eres como Ser No-Físico Eterno (y quién eres en tu cuerpo físico) procede de las interpretaciones vibratorias que son las emociones.
Tus emociones te indican en todo momento tu relación vibratoria entre tu Yo No-Físico y tu yo físico. Nada es más importante para tí que esta relación, y nada puede potenciar más tu experiencia física que entender tus emociones, puesto que ellas son las que te dicen todo lo que necesitas saber sobre tu relación entre tu yo físico y tu Yo No-Físico.

La Conexión, tu estado más natural de existencia

Con tu Intención Deliberada y algo de práctica, no sólo serás consciente de tu relación con tu Yo No-Físico, sino que podrás mantener una sintonización vibratoria constante con él. A este estado consciente de sintonización vibratoria deliberada con tu Fuente de Energía... el Arte de Permitir. Es el arte de permitir la presencia plena de quien eres en este poderoso momento en Primera Línea.

Siempre que consigues esta maravillosa Conexión te sientes más vivo, sientes entusiasmo, pasión, amor, apreciación, claridad, vitalidad y entusiasmo. En otras palabras, te permites beneficiarte de todo aquello en lo que te has convertido, estar presente en este momento clave de la creación. Es la experiencia creativa óptima, es la máxima expresión de la vida, y es tu estado más natural de existencia.

De modo que esta Conexión con quién-eres-realmente se logra mediante la sintonización vibratoria. Es una sintonización de señales vibratorias, por así decirlo, similar a la que se produce cuando sitúas el dial de tu radio en una frecuencia para escuchar la música que emite una emisora en concreto. Sabes que si quieres escuchar lo que se emite en 98,7 MHz, has de sintonizar el dial en el punto 98,7 de la FM. Las frecuencias han de converger para que puedas recibir con claridad.

Aunque tu cuerpo físico no esté equipado con un dial o un medidor que te marque la frecuencia desde la que estás emitiendo, tus emociones te proporcionan una información equivalente. Cuando prestas atención a tus emociones, literalmente sientes tu camino hacia la sintonización vibratoria con tu Fuente.

Has venido a este mundo a crear tu propia experiencia

Una vez que entablas la conexión consciente entre tu personalidad física (lo que conoces como yo, aquí en este cuerpo) y la Conciencia Eterna No-Física (tu verdadero Yo), puedes proseguir con el propósito por el que viniste a esta experiencia física de la vida.
Ser consciente de tu continuidad —ser consciente de que no comenzaste con este nacimiento físico, sino que no es más que una continuidad de quién-eres-realmente— es esencial para vivir esta experiencia de la vida del modo más satisfactorio y pictórico posible.

Otro componente importante para una experiencia de vida física satisfactoria es el reconocimiento de lo que vales y de tu dignidad, y sólo puedes darte cuenta de ello mediante una verdadera Conexión con esa parte No-Física que hay en ti. En otras palabras, si no te das cuenta conscientemente de quién-eres-realmente y no consigues sintonizar con las vibraciones de tu verdadera esencia, no existe un sustituto físico para esa Conexión.

Algunas personas intentan llenar su sentimiento de vacío cuando no están sintonizadas con las vibraciones de su Ser Interior No-Físico, Conciencia, Dios, Fuente o Energía (hay muchos nombres para esa parte No-Física de ti) de diversas formas: algunas buscan la aprobación de los demás, otras buscan esa aprobación intentando modificar su conducta a fin de seguir las reglas o directrices de un grupo u otro, y otras intentan despuntar en su conducta personal comparando su conducta con la de otros a los que están observando, pero no hay sustituto para tu sintonización vibratoria con tu Yo. Sintonización vibratoria con quien-realmente-eres No hay nada más importante que la sintonización vibratoria, o el mantenimiento del continuo, entre tu yo y tu Yo, puesto que cada momento de tu vida se ve afectado por tu Conexión o ausencia de la misma con tu Ser Interior, con ese Yo Total en que te has convertido, con ese Yo que eras antes de nacer en este cuerpo físico.

Una vez que comprendes quién-eres-realmente y trabajas conscientemente para conseguir tu sintonización vibratoria con tu esencia y mantenerla, el resto de tu vida entrará en una maravillosa sintonización. Sin embargo, si no te encaminas hacia esa Conexión, nada de lo que puedas hacer llenará el vacío u ocupará el lugar de esa sintonización.
Unas veces te ves inducido a la sintonización al observar algo bonito o porque interactúas con otra persona que está experimentando su propia sintonización. Otras te tropiezas con tu sintonización sin darte cuenta de lo que estás haciendo, quizás a través de apreciar alguna cosa... Pero ser verdaderamente consciente del valor de tu sintonización y entender cómo conseguirla y mantenerla, es la experiencia óptima de la vida. Nosotros lo llamamos Creación Deliberada. El Ser Interior y tú Sistema de Guía Emocional Ser consciente de la variación vibratoria entre las vibraciones que emites en este momento y las de tu Ser Interior es literalmente lo que forma tu Sistema de Guía Emocional. Cuando piensas en el continuo entre tu yo y tu Yo, todo encaja perfectamente.

El atractivo poder de tu Pensamiento Creativo

Aunque no seas del todo consciente de tu naturaleza vibratoria, eres un Ser vibratorio que vive en un Universo Vibratorio. De hecho, ¡todo vibra!
Cuando le prestas atención a algo: a una idea, a un recuerdo, a una situación que estás observando, a un sueño o fantasía que estás visualizando..., estás activando una vibración. Cuando tu enfoque provoca esa activación, ese contenido vibratorio se convierte en tu punto de atracción. Siempre que piensas en algo, su contenido vibratorio se convierte en una parte activa de tu esencia vibratoria, y el sujeto de tu atención empieza a acercarse a ti.

La mayoría de las personas no se dan cuenta de que pensar en algo es invitar a que se manifieste la esencia de ese «algo». El conocimiento de la naturaleza vibratoria de tu Universo es reconfortante y estimulante: reconfortante, en el sentido de que sabes que no tienes nada que temer porque no puede venir nada que no hayas invitado, y estimulante, en el sentido de que sabes que puedes atraer todo lo que desees para disfrutar de su gozosa experiencia.

Cuando te das cuenta de que con tus vibraciones atraes a todas las cosas que llegan a tu vida y de que tienes el control de lo que sucede, tu mundo se abre a nuevos horizontes... No necesitas limitar tu experiencia con una postura de guardia o de protección, porque nada que no desees irrumpirá en tu experiencia. Eres el creador de tu propia experiencia, y nadie tiene poder sobre la misma. Eso es así para todos.

La poderosa Ley de Atracción universal

Del mismo modo que la ley de la gravedad responde sistemáticamente a toda la materia física de nuestro planeta, la Ley de Atracción responde sistemáticamente a todas las vibraciones. Toda proyección de pensamiento, tanto si enfocas el pasado, el presente o el futuro, es vibración y tiene poder de atracción. Cada pensamiento emite una señal, parecida a las ondas de radio, que la Ley de Atracción reconoce y con la que sintoniza. Esta poderosa y persistente Ley de Atracción (lo semejante atrae a lo semejante) ofrece resultados persistentes como respuesta a la vibración que emites. No existen respuestas incoherentes o arbitrarias que hagan que la Ley de Atracción sea incomprensible.

Es consecuente, justa y siempre responde; es poderosa y la mejor amiga del Creador Deliberado. Tu comprensión consciente de la poderosa coherencia de la Ley de Atracción —y tu comprensión de su funcionamiento junto con la utilización consciente de tu Sistema de Guía Emocional— te sitúa en la ventajosa posición de crear una vida maravillosa y feliz.
Elegir deliberadamente tus objetos de atención y retinar las características de tu concentración utilizando tu Sistema de Guía Emocional, te convierte en un Creador Deliberado que realiza su intención para esta experiencia de vida física; puesto que de este; modo permites que la perspectiva de tu Fuente esté presente en esta experiencia de Primera Línea mientras cabalgas sobre la gloriosa ola de llevar el pensamiento más allá de donde se encontraba hasta ahora.

Tu experiencia de la vida es única y personal

Aunque sepas que otros tienen experiencias similares, tú eres una experiencia de vida única. En otras palabras, a medida que te desenvuelves en tu mundo interactuando con los componentes de tu realidad tiempo-espacio, experimentando la variedad y el contraste que te rodea, constantemente vas aclarando tus preferencias personales de manera automática. Y cuando permaneces en tu perspectiva de Primera Línea, tus preferencias y deseos únicos brotan de tu interior emitiendo señales vibratorias. Esas vibraciones, en virtud de la Ley de Atracción, atraen otras vibraciones homologas hacia sí, todo lo que eres —y todo lo que es tu Ser Interior o tu Fuente— experimenta la expansión de esa atracción.

Estás manifestando la Esencia de lo que piensas

Cuando empiezas a comprender la naturaleza vibratoria del pensamiento y el modo en que la Ley de Atracción responde a la misma, empiezas a darte cuenta de por qué eres el creador de tu propia realidad. Todo lo que llega a tu vida lo hace como respuesta a un enfoque previo en tus pensamientos, pero hasta que no comprendes la naturaleza vibratoria de los mismos y descubres un modo comparativo de reconocerla, no tienes el control deliberado sobre tu experiencia.

La creación deliberada es mucho más que elegir deliberadamente un objeto de atención y centrarte en el mismo. Durante un tiempo, es bueno elegir deliberadamente el objeto de tu atención, también has de sentir el contenido vibratorio de tu pensamiento a fin de controlar deliberadamente tu creación. Por ejemplo, puede que enfoques el tema de la abundancia económica. Pero este tema, al igual que todos los demás, encierra una gran variedad. En un extremo nos encontramos con el pensamiento de la presencia de la; abundancia económica, mientras que en el otro está el pensamiento de la ausencia de abundancia económica. De modo que, siendo muy simplistas, todo tema se puede contemplar como dos temas: lo que se desea y la ausencia de lo que se desea.
Cada persona tiene una gama vibratoria distinta

Cuando escuchas: «Recibes lo que piensas», algunas personas se sienten confundidos, puesto que creen que han «estado pensando» en que querían conseguir más dinero, un cuerpo más saludable, una relación mejor o un trabajo más satisfactorio y que no entienden por qué no se manifiesta ese dinero en su experiencia.
Pero el tema del dinero encierra una gama vibratoria variada. El asunto del dinero oscila desde la esplendorosa abundancia que siempre fluye, hasta la desesperada ausencia de la misma. El mero hecho de concentrarse en el tema o la idea del dinero no es más que el comienzo de un proceso necesario de concentrarse o de moldear la Energía Vibratoria que se requiere para atraer el dinero a tu experiencia.
Dirigir tu pensamiento al tema del dinero es una buena forma de dar el primer paso, pero luego es necesario comprender en qué punto de esta extensa gama de posibilidades vibratorias relativas al dinero te encuentras. ¿Hacia qué extremo de esta gama vibratoria te decantas? ¿Te acercas más a la espléndida abundancia, o estás más próximo a la ausencia desesperada de la misma? Cuando entiendes tus emociones puedes responder fácilmente a esta pregunta, puesto que cuando eres consciente de las mismas entiendes el contenido vibratorio de tus pensamientos. El modo en que te sientes cuando te concentras en un pensamiento es lo que más importa. ¿Cómo sientes el pensamiento? Algunas personas empiezan a reconocer el hecho de que obtienen lo que piensas. Pero nos gustaría aclarar esa afirmación diciendo: Obtienes lo que sientes respecto a lo que piensas.

Entonces, ¿en qué lugar te encuentras de la resbaladiza escala de posibles vibraciones respecto al dinero? Quizá dices con frecuencia que quieres más dinero, pero si siempre estás decepcionado o incluso tienes miedo de no tener suficiente, tus vibraciones respecto al mismo no coincidirán con tu afirmación de deseo. Según sean las vibraciones que emitas, así será tu punto de atracción. Lo que en realidad sucede en tu experiencia respecto al tema del dinero es que siempre coincide con la esencia de las vibraciones que emanas.

Observar lo que se está manifestando o lo que te está sucediendo, puede darte una lectura exacta del lugar que ocupas en la Escala Vibratoria de posibilidades. Ser consciente de ello puede resultar tremendamente útil. Pero también es posible que seas consciente de la Escala Vibratoria antes de que se manifiesten las cosas en tu experiencia, y esa es una forma mucho más satisfactoria de abordar el control deliberado de la experiencia de tu vida.

Nunca es demasiado tarde para cambiar de trayectoria

Puedes ser consciente de tu punto de atracción después de su manifestación (después de que suceda) o antes de su manifestación (antes de que suceda). Como es natural, mi recomendación es que seas consciente en todo momento de la dirección hacia donde te diriges. Sería como ir en coche, con un destino concreto en tu mente, pero por el camino equivocado, en dirección contraria a tu destino, sin que te dieras cuenta de que te has equivocado de sentido hasta haber llegado al final. Siempre puedes corregir tu rumbo, pero cuanto antes te des cuenta de que te has salido del camino, más satisfactorio será el viaje.

La clave para la agradable creación deliberada es elegir intencionadamente los temas de tus pensamientos a la vez que prestas atención a cómo te sientes con cada uno de ellos, pues a menos de que seas consciente de tus sentimientos, no puedes saber dónde te encuentras en la resbaladiza escala vibratoria de posibilidades.

Cuando pides, siempre se te concede

Eres consciente de tu entorno, el cual estimula tus preferencias personales. Esas preferencias, tanto si las manifiestas en voz alta como si no, hacen que emitas una vibración (una petición), y la poderosa Ley de Atracción responde a tus vibraciones con otras vibraciones afines que coinciden con las tuyas.
Has lanzado un Cohete de Deseo, ¿pero...?

Parece bastante sencillo: el contraste genera deseo; todo deseo recibe una respuesta... De modo que si esto es correcto, quien quiera que desee algo ha de convertirse en el rápido receptor de ese deseo. Entonces, ¿cómo puede ser que desees tener más dinero o una mejor condición física y no lo consigas?

La respuesta a esta pregunta frecuente se encuentra en tu grado de conciencia de tu Resbaladiza Escala Vibratoria. Una situación intensa puede provocar el lanzamiento de un poderoso deseo. Y en el momento de ese lanzamiento, durante un breve período de tiempo estás en una vibración afín para conseguirlo. De hecho, suele ser un período tan breve de sintonización vibratoria que lo denominamos Cohete del Deseo. Pero si, con el paso del tiempo, has ido generando pensamientos que se han registrado en alguna otra parte de la Escala Vibratoria, es muy probable que hayas practicado un patrón o hábito de pensamiento que sea bastante distinto de lo que estás pidiendo en estos momentos.

Siempre que tienes un pensamiento, activas la vibración de ese pensamiento que está en tu interior. Cuando activas una vibración, atraes otros pensamientos afines, que hacen que te resulte cada vez más fácil seguir pensando en ese pensamiento. Cuando enfocas con frecuencia el pensamiento que has activado, éste se convierte en un pensamiento activado dominante o en una creencia. (Una creencia no es, en realidad, más que un pensamiento en el que te quedas pensando.) Por supuesto, la Ley de Atracción hace que te resulte más fácil pensar el pensamiento, porque centras tu atención en él, y la subsiguiente activación de su vibración provoca que la Ley de Atracción te traiga más pensamientos similares, y por ende, una mayor reconfirmación.

La Verdad es lo único en que debes centrarte

Ahora puedes comprender mejor que eres un Ser Vibratorio y que creas tu propia realidad. Además, ya estás empezando a entender que al centrarte en tus pensamientos creas tu propia realidad, porque tus pensamientos son vibraciones, y la Ley de Atracción responde a esas vibraciones. Por consiguiente, cada vez que te centras en una cosa —pasada, presente o futura—, inicias el proceso de creación.

Cuando tu atención se centra en algo que estás observando en el presente; en algo que estás considerando, reflexionando o recordando del pasado; en algo que estás explicando, imaginando o fantaseando, estás emitiendo una vibración... y la Ley de Atracción responde a la misma. Cada vez que vuelves a ese tema, aumenta el proceso de atraer otras vibraciones de la misma frecuencia, de modo que tu señal sobre ese tema se vuelve más fuerte.

Cuanto más te centras en un asunto, más activa es esa vibración y más atraes su vibración homologa. Al final, en tu experiencia, empezarás a ver que las pruebas físicas se ajustan a lo que has estado sintiendo respecto a ese asunto.

Eres el Creador de tu propia Verdad

Cuando consideras una idea, activas una vibración, y la Ley de Atracción te ofrece otras ideas que tienen la misma frecuencia vibratoria. A la vez que continúas reflexionando sobre algo, te llegan más pensamientos que se ajustan a los tuyos; y a medida que prosigue la activación de esa idea, ésta se vuelve más fuerte y aumenta su poder de atracción. Con el tiempo, empezarán a ocurrirte cosas en tu experiencia de la vida que se ajustarán a esas ideas. En general, cuando llegas a ese punto, denominas la experiencia como táctica o verdadera. Y nadie podrá negar que sea fáctica o verdadera, porque la evidencia física estará ante ti apoyándola. No obstante, en lugar de denominarla verdad o hecho, la denominamos creación; lo llamamos la respuesta natural del Universo a la vibración que has activado persistentemente... No vale la pena centrarse en cosas que no se desean (lo que provoca una activación de la vibración en tu interior) y a las que la Ley de Atracción responderá, creando, por consiguiente, una realidad que no deseas.

Con frecuencia las personas alegarán que su razón para prestar su atención a ese tema es porque es cierto. Pero, aunque haya muchos temas que sean ciertos y que te gustaría experimentar personalmente, hay muchos otros que también lo son y que no te gustaría vivir.
No importa si es cierto o no, sino si quieres o no quieres experimentar su veracidad en tu experiencia. ¡Todo aquello en lo que te centras durante un periodo de tiempo lo bastante largo se hace realidad! ¡Es una ley!

Ser consciente, la clave para la Creación Deliberada

Tu prosperidad se potenciará inmediatamente cuando entiendas y comiences a utilizar tu propio Sistema de Guía Emocional.

Mediante tu exposición continuada a la experiencia de la vida te ves estimulado a la atención constante, lo que significa que cada día y durante todo el día te estás concentrando en algo, y que ese enfoque provoca la activación de una vibración en tu interior. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que son Seres Vibra-torios que viven en un Universo Vibratorio, ni tampoco de que con sus vibraciones están atrayendo su propia realidad. Por lo tanto, la mayoría de las personas hacen poco o ningún esfuerzo para enfocar deliberadamente sus pensamientos.

En este trepidante entorno, con tantas cosas a tener en cuenta, supondría una tarea hercúlea ser consciente de todos los pensamientos. De hecho, filtrar y seleccionar estos datos no es posible. Afortunadamente, no tienes que seleccionar la enorme cantidad de pensamientos que se mueven a través de ti, pues la Ley de Atracción tiende de forma natural a realizar ese proceso de selección.

Todo en el Universo es Conciencia. Y toda Conciencia es Vibración o Energía. Y toda Conciencia tiene la capacidad de concentrarse. Toda Conciencia tiene una experiencia, y toda Conciencia tiene su percepción personal de la misma, y así nacen las preferencias de esa percepción personal.

La exposición al contraste y a la variedad de la vida propicia la emanación continuada de preferencias personales desde todos los puntos de Conciencia. Cuando la exposición a tus experiencias consigue que una preferencia personal (o deseo) vea la luz, emana de ti una vibración (un cohete de deseo), y tu Ser Interior, tu Fuente, Todo-Lo-Que-Es empieza a responder inmediatamente a esa petición. En otras palabras, cuando pides (desde cualquier nivel de tu Ser), siempre recibes.

¿Puedes ajustar tus vibraciones actuales a las de tus nuevos deseos?

Cuando esa parte No-Física de ti recibe tu petición, se entusiasma con tu cohete de deseo y centra su atención unidireccional hacia el deseo que acabas de concebir. En otras palabras, tu Ser Interior se convierte al instante en un homólogo vibratorio de tu nuevo deseo, y por consiguiente recibe de inmediato el beneficio del lanzamiento de tu deseo vanguardista. Tú, sin embargo, desde tu perspectiva física, generalmente no eres el homólogo vibratorio perfecto para tu nuevo deseo, pues éste ha surgido del contraste, y por lo tanto todavía tienes una mezcla de vibraciones respecto al mismo.

En el momento en que se lanza el nuevo deseo o preferencia, se produce una discrepancia en la vibración de tu Ser Interior o Fuente (que inmediatamente sintoniza con tu nuevo deseo) y tu perspectiva física personal (que todavía mantiene una mezcla de vibraciones). Ahora tu trabajo consiste en activar en tu interior la vibración sólo de esos aspectos que se ajustan a tu nuevo deseo. Ahí es donde entra en acción tu Sistema de Guía Emocional, puesto que tus emociones son indicadores de la sintonización o discordancia vibratoria.

Por ejemplo, estás conversando con una persona que está muy ocupada y que en realidad no quiere dedicar su tiempo a hablar contigo. Esta persona se comporta contigo de una manera cortan- te, incluso grosera. Esta experiencia hace que emane una preferencia por tu parte. Y aunque no puedas o no le pongas palabras, el hecho es que prefieres ser tratado con más respeto. Entonces irradia de ti una nueva preferencia, y tu Ser Interior inmediatamente sintoniza con la idea de ser tratado con más respeto. Sin embargo, tú todavía no has encontrado la sintonización. Todavía recuerdas la actitud de esa persona, sus palabras y acciones groseras. Tus vibraciones son una mezcla de cómo quieres ser tratado y cómo acabas de serlo. No te has ajustado a tu nuevo deseo, aunque tu Ser Interior sí lo ha hecho.

Si eres consciente de cómo te sientes, puedes notar la discordia entre la vibración de tu Ser Interior y tu vibración en este momento. De hecho, eso es lo que siempre indican tus vibraciones: Una emoción de sentirse bien indica una sintonización vibratoria entre la perspectiva de tu Ser Interior y tú. Una emoción de sentirse mal indica una discordancia vibratoria entre tu Ser Interior y tú.

Otro ejemplo: al revisar tu correspondencia, descubres que te reclaman el pago de varios recibos, y cuando los sumas, te das cuenta de que no tienes suficiente dinero para pagar todo lo que debes en ese momento. Entonces emana de ti el deseo de conseguir dinero, tu Ser Interior se centra inmediatamente en la idea de tener más ingresos. Sin embargo, sigues revisando tu montón de facturas enfrentándote a la realidad del momento. «Tengo más facturas pendientes que dinero para pagarlas», piensas, lamentándote. No has sintonizado con tu nuevo deseo, y la emoción negativa que sientes (preocupación, ira, frustración) indica tu discordancia con tu Fuente.
No hay deseo, sea cual sea, que pueda manifestarse en tu experiencia siempre que exista una diferencia vibratoria entre tu deseo y la vibración que has emitido. Has de practicar la sintonización vibratoria con tus deseos antes de que éstos puedan realizarse en tu experiencia.

Esta es la razón por la que nos referimos a tus emociones como tú Sistema de Guía Emocional, puesto que éstas te ayudan a reconocer la relación entre la vibración de tu deseo y la que estás emitiendo. No es necesario considerar otros factores en el proceso de conseguir algo que deseas: lo que piensen los demás, lo que han vivido, lo que están viviendo, lo que tú has vivido en el pasado y lo que vives ahora, nada de eso tiene ningún efecto en tu capacidad de conseguir el objeto de tus deseos. Sólo importa la relatividad vibratoria entre tu deseo y tú.

Relatividad vibratoria y Equilibrio de Energía

La relación vibratoria entre tú y tu Fuente es la esencia de tu Sistema de Guía Emocional. Tu sistema de guía, al igual que todas las guías, se basa en algo con relación a otra cosa.

Pongamos por ejemplo el navegador GPS de tu vehículo. Aunque tiene la capacidad de señalarte tu localización exacta, no te sirve de nada hasta que programas tu destino deseado. Cuando el navegador tiene esa información, puede empezar a calcular una ruta desde el lugar donde te encuentras hasta donde deseas ir. Del mismo modo, la relación entre tu peso actual y el deseado es la base de la guía emocional que recibes. La relación entre tu actual situación económica y la cantidad de dinero en efectivo que te gustaría tener en tu cuenta bancaria es la base de la guía emocional que recibes.

La relación entre donde te encuentras ahora y el lugar hacia donde te diriges es la base de tu sistema de guía personal. Aunque no dispongas de un sistema de navegación electrónico, entiendes la relatividad entre donde estás y adonde quieres ir, y sin esa información no puedes avanzar con ninguna claridad en tu viaje... Simplemente te moverás de un sitio a otro. La Relatividad Vibratoria existe en todos los temas: en los muy importantes, en los menos importantes, en los que se repiten muchas veces al día y en aquellos en los que piensas sólo de vez en cuando. En todas las cosas dispones de una ayuda útil y precisa, puesto que no existe ningún asunto en tu vida que esté exento de Relatividad Vibratoria.

¿Cuál es el mejor camino hacia tus destinos deliberados?

Si has utilizado alguna vez un GPS en un vehículo, sabrás lo que es programar un destino y luego, por alguna razón, desviarte de la ruta. Puede que algo haya llamado tu atención por el camino, por lo que has hecho un giro inesperado... Al momento, tu GPS empieza a indicarte que te has desviado de la ruta. Aunque le expliques tus razones, seguirá diciéndote que te has desviado de la ruta, por-que en lo que respecta a tu navegador, te has desviado del camino. Por supuesto, puedes reprogramar el sistema para que se ajuste a tu nueva decisión, y tu sistema de guía se reorganizará y trazará una nueva ruta, pero mientras mantengas la intención específica del lugar hacia donde quieres ir y sigas avanzando en dirección contraria, seguirá sonando la alarma.

Ahora podrías decir: «Pero, sin duda hay más de un camino para llegar a mi destino». Estoy de acuerdo contigo: hay muchos caminos, muchas vías satisfactorias que te conducirán a tu destino deseado. De hecho, la dicha de la vida se encuentra en el camino. Sin embargo, el GPS de tu coche está considerando la información dentro de su sistema único. Ha establecido dónde te encuentras, y dentro de su sistema de información hay muchas rutas posibles. De modo que considerando todos esos factores, tu navegador te indica la mejor ruta que puede ofrecerte. Dicho de otro modo, no puede tomar decisiones u ofrecer una guía que se aparte de la información que contiene su sistema.

Posees un Sistema de Guía Emocional personal

Tu Sistema de Guía Emocional personal actúa de forma similar a un sistema de navegación electrónico. No puedes recibir información fuera de las rutas (o creencias) que contiene el sistema. Tu Sistema de Guía Emocional se basa sólo en tus vibraciones activas (tus creencias) y en su relación con tu destino deseado. No te juzga, ni critica, ni se niega a lograr tu deseo por lo cuál tu eres responsable absoluto de este proceso. (Recuerda, una creencia, en realidad, no es más que un pensamiento en el que continúas pensando.)

Tus emociones son los indicadores de la relación vibratoria entre las vibraciones activas que hay en tu interior. Has venido a este cuerpo físico como una extensión de la Fuente de Energía, y la vibración de tu Fuente siempre es una vibración activa dentro de ti. Mientras exploras la variedad y el contraste de la experiencia de tu vida, emites las vibraciones de las preferencias naturales respecto al modo en que te gustaría que fueran las cosas en forma de seña-les vibratorias (parecidas a las señales electrónicas). Literalmente, estás lanzando dichas señales hacia tu experiencia futura.

Siempre que una preferencia o deseo nace en tu interior a raíz de algo que estás viviendo, esa señal vibratoria lanza un cohete de deseo y comienza a amasar poder y claridad en tu futuro vibratorio, en lo que cariñosamente llamamos tu depósito vibratorio. Está reservado especialmente para ti. Nadie puede entrar en él y arrebatártelo, privándote de tu propia creación. Permanece allí, pulsátil —cobrando fuerza, impulso y aclarándose— mientras tú prosigues corrigiendo tus deseos a la vez que procesas más experiencias distintas. El contraste en el que estás centrado te proporciona una base maravillosa para que lances tus deseos únicos, puesto que cuan-do estás experimentando algo que no te gusta, siempre comprendes mejor lo que realmente deseas.

Tu Fuente se une inmediatamente a cada uno de tus deseos

Cuando te centras en esta realidad tiempo-espacio, contemplando la vida desde tu perspectiva única, constantemente estás emitiendo señales nuevas para que mejore la experiencia de tu vida. En el momento en que tus cohetes de deseo emanan de ti, tu Fuente de Energía se une a ellos. De hecho, sin duda, esa es la razón por la que seguimos afirmando inequívocamente que cuando pides, siempre se te concede, puesto que la Fuente de Energía reconoce tu deseo, está de acuerdo con él, lo conoce y fluye con el mismo... El poder de tu Fuente se une inmediatamente con tu deseo. Y entonces, la relatividad vibratoria entre tu recién lanzado deseo —que se ha unido con la Energía de la Fuente— y tus pensamientos habituales del momento o creencias sobre el mismo tema, se vuelven evidentes. Literalmente puedes sentir el acuerdo o la falta del mismo entre las frecuencias de estas energías.

Si sacas tus facturas pendientes del buzón y te das cuenta de que no tienes suficiente dinero para pagarlas todas, emitirás el deseo de conseguir dinero hacia tu futuro vibratorio. Y en el momento de ese lanzamiento, la Fuente de Energía fluirá con tu cohete de deseo. Si continúas angustiado por la falta de dinero en tu cuenta bancaria para pagar esas facturas, tu vibración será muy distinta a la de tu deseo, y la emoción de preocupación o miedo será el indicador de tu discordia vibratoria.

Si algún ser querido te ha tratado mal, se disparará un cohete de deseo de ser tratado mejor, tu Fuente estará de acuerdo y responderá a tu petición... Tu Fuente forma literalmente un vínculo vibratorio con tu petición o deseo y éste se concede al momento. La Fuente fluye con tu deseo y lo ve tal como lo has pedido, pero si continúas recordando o centrándote en la experiencia dolorosa, te apartas de las vibraciones de tu propia petición; hay una discordia vibratoria entre la vibración de tu deseo y la que estás emitiendo cuando te centras en el maltrato.
Si la vibración de lo-que-es es la que domina en tu interior respecto al tema de tu relación, ésta no podrá mejorar. El sufrimiento emocional que sientes es tu indicador de que la relatividad vibratoria entre el lugar donde te encuentras ahora y tu deseo debe mejorar. Si quieres recibir el beneficio de tu petición, has de hallar un modo de emitir una vibración que se ajuste a tu deseo y a tu Fuente.

Encuentra la sintonización con tu Fuente de Energía

Cuando te centras en el interior de tu cuerpo físico, eres una extensión de la Fuente de Energía No-Física. Tu Yo Eterno se centra aquí en este cuerpo físico. El Ser gozoso y de mente clara que es la Totalidad de todo lo que eres, fluye hacia tí y a través de tí en este cuerpo (pero tú Ser Interior o Fuente no piensa por tí). No eres una marioneta saludando en nombre de ese Ser más Grande. Eres un creador plenamente consciente que expresa sus deseos únicos en esta realidad física del tiempo-espacio. Eres libre de elegir el rumbo de tus propios pensamientos.

De este modo, tu Sistema de Guía Emocional existe para ayudarte a determinar, en cada momento, la relación entre la vibración de aquello en lo que te estás concentrando ahora y la perspectiva de tu Ser Interior.

Te has centrado en tu cuerpo físico, has interactuado con otras personas, has vivido los detalles de la experiencia de tu vida y te has encontrado con muchos contrastes que han provocado que lanzaras muchos cohetes de deseo. Podrías decir que esos deseos están esperando en alguna parte de tu experiencia futura para que puedas realizarlos. Nosotros preferimos decir que están retenidos y que están siendo atendidos por tu Fuente de Energía en una especie de depósito vibratorio. Son tu creación, te pertenecen, y simplemente están esperando a que sintonices con sus vibraciones. Ahora has de sentir cómo sintonizar. Tu Sistema de Guía Emocional (tus sentimientos) es tu indicador constante de la sintonización vibratoria entre tus vibraciones activas o dominantes (creencias) y los deseos que has lanzado y que esperan realizarse o manifestarse en la experiencia de tu vida.

Cuando te concentras en el objeto de tu deseo, puedes notar armonía o discordia: cuanto mejor te sientes, más sintonizado estás con tu deseo. Cuanto peor te sientes, menos sintonizado estás.
El aumento de la atención fomenta la intensidad emocional

Cuando el objeto de tu deseo se activa en tu interior gracias a la atención que le prestas, puedes sentir dónde te encuentras en la resbaladiza escala de vibraciones. Puedes notar si te inclinas hacia la abundancia de tu deseo o hacia la falta de abundancia de ese deseo. Tus emociones indican tus creencias actuales respecto a tu deseo actual.

Si la experiencia de tu vida ha propiciado que lanzaras muchos cohetes de deseo respecto a un tema, la mente de Energía está fluyendo con mayor fuerza hacia ese deseo en particular. Si ese es el caso, las emociones que sientes serán más fuertes respecto a ese tema. Cuanta más atención prestas, más responde la Ley de Atracción, más rápida se mueve la Energía, y puedes reconocer la sensación de la Energía precipitándose a través de esas emociones que describes como entusiasmo, pasión, exuberancia o júbilo.

Pero, ¿qué está sucediendo cuando notas las emociones negativas y más fuertes de la ira, el odio o el miedo? Esas potentes emociones, sin duda, también indican que la Energía se mueve con rapidez. (En otras palabras, tu experiencia de contraste ha provocado que lanzaras poderosos cohetes de deseo, y la Fuente de Energía está fluyendo hacia ellos.) Sin embargo, las emociones negativas que estás sintiendo se deben a la relatividad vibratoria entre tu deseo activo (que tiene toda la atención de tu Fuente) y tu vibración activa del momento (donde se centra ahora tu atención).

¿Te estás centrando en lo que quieres?

Tu Sistema de Guía Emocional te está informando basándose en dos factores importantes: uno, el poder de tu deseo (o la velocidad vibratoria de tu deseo) provocado por la cantidad de experiencias contrastantes y el número de cohetes de deseo que has lanzado, y dos, la dirección de tu enfoque en este momento. En otras palabras, tu Sistema de Guía Emocional te está ofreciendo una guía poderosa y exacta respecto a la relación vibratoria entre dónde te encuentras ahora y hacia dónde te diriges.

Si la experiencia de tu vida ha provocado que llegaras al punto donde quieres algo realmente, y en un momento dado te centras en lo opuesto a ese deseo, sentirás una fuerte emoción negativa. Pero si tu deseo es fuerte y tus pensamientos actuales están sintonizados con sus vibraciones, sientes una fuerte emoción positiva. Tus emociones son indicadores precisos de la relatividad vibratoria entre lo que quieres ser y el punto en el que te encuentras ahora, y tu Sistema de Guía Emocional es exacto y siempre está a tu disposición. En realidad, es un sistema totalmente fiable.

En el siguiente capítulo veremos cómo conectarte a tú guía interior para lograr lo que deseas.