Tao piel y abdomen

La piel y la zona abdominal

Las fascias, capas protectoras de la energía Chi
Las fascias son tejidos que actúan como capas protectoras de todos los Órganos. Deben estar húmedas para permitir el libre flujo de energía. De diverso espesor y fuerza, se encuentran en todas las regiones del cuerpo que rodean a los Órganos más suaves y delicados. Los libros de medicina enumeran 120 tipos diferentes de fascias. Las fascias profundas y superficiales mantienen unidos la piel, los músculos, huesos, órganos y sistemas y les ofrecen un escudo de protecci6n y lubricación (Figura 1.23).



Las fascias son estructuras de energía Chi a las que es posible llenar con grandes cantidades de energía Chi para fortalecerlas y conservarlas húmedas. Cuando no tienen demasiada energía Chi, se secan, se endurecen frágiles. Las fascias son los conductos de energía Chi que circulan por el cuerpo. Los canales de los Órganos pasan por las fascias. Cuando se secan, la energía Chi no puede circular bien y el cuerpo se endurece; cualquier movimiento resulta doloroso.
La buena circulación de la energía Chi por las fascias significa una buena circulación en todo el cuerpo. Las fascias sanas son sinónimo de energía beneficiosa, flexibilidad e integridad estructural. Las fascias sanas parecen planchas tirantes de material delgado y resistente que ofrecen un escudo protector flexible. Al practicar Chi Nei Tsang, en especial la desintoxicación de la piel, fortalece las fascias y el Órgano o sistema en el que se concentran.
El abdomen tiene varias capas de fascias; en realidad, allí se encuentra la concentración de fascias más alta del cuerpo.

La Red y el Centro de Energía Corporal
Todos estos canales combinados forman la red energética del cuerpo que está muy bien conectada para enviar energía donde sea necesaria. Es muy importante que la zona abdominal este libre para que la energía pura del centro energético pueda circular en todo momento sin dificultades (Figura 1.24).

El Centro Umbilical es la puerta entre el cuerpo físico y el cuerpo energético. Todos los canales de energía que forman y sustentan el cuerpo físico salen de esta zona y regresan allí. Usted puede sentirlo y experimentarlo. El Tan Tien es el Océano del Elixir Real (la energía Chi Original, fuente de las energías corporales). La energía Chi Original cura al cuerpo humano y le devuelve su integridad original. El agua del útero materno cósmico que fluye dentro del cuerpo por la puerta del Centro Umbilical devuelve la salud y la pureza y compensa a las células. Si se forman obstrucciones en los conductos, esta maravillosa energía no puede pasar. El masaje Chi Nei Tsang despeja el camino para devolverle su brío.


La piel en torno del ombligo es una zona sobre la que se puede trabajar para alcanzar los niveles más profundos de operación del cuerpo. Cuando se ejerce presion en torno del punto umbilical, se pueden superar los músculos, la obesidad y los intestinos para alcanzar los sistemas linfático, circulatorio y nervioso. Estos sistemas tienden a bloquearse a nivel del ombligo, de modo que es allí donde se acumulan toxinas y material residual. Cuando el sistema linfático se obstruye, el sistema de defensas del cuerpo es ineficiente. Cuando el sistema circulatorio se enmaraña o se obstruye con adiposidades y sedimen¬tos, la sangre no circula bien. Cuando el sistema nervioso se enmaraña, los impulsos nerviosos se desplazan con lentitud a lo largo del sistema, o se atascan. Cuando la energía Chi retrocede, se producen tumores y excrecencias.
La desintoxicaci6n siempre es lo primero porque la piel, los organos y las glándulas linfáticas no funcionan con eficiencia a menos que estén desintoxicados. Los sistemas corporales componen una gran parte del cuerpo de un ser humano. Cuando se produce exceso de acumulación en sus funciones, su trabajo se hace más lento. Cuando la sobrecarga es excesiva, estos tres sistemas necesitan un descanso.
El Chi Nei Tsang ayuda a la piel, al sistema linfático y a los órganos a disponer de esta sobrecarga. Usted llevara a cabo su trabajo con sus dedos. El masaje acondiciona estos sistemas, los pone en marcha y los hace funcionar. Cuando tienen menos trabajo que realizar, obtienen más energía y pueden completar la tarea. En cuanto está eliminado el exceso de toxinas, la siguiente toxina que ingrese en el cuerpo será eliminada rápidamente.

Cuando los Órganos tratan de limpiarse a si mismos y no pueden librarse del exceso de toxinas, las empujan hacia los músculos y la piel (el mayor Órgano del cuerpo) y las acumulan allí. Los venenos pueden eliminarse fácilmente de la piel, mas los Órganos se benefician mucho con la aplicación de ciertas técnicas especiales.
Las toxinas salen del cuerpo de varias maneras diferentes. A veces se evaporan por la piel, en otras ocasiones emergen como granos, erupciones, folículos y transpiración. También se eliminan a través del intestino grueso y la vejiga.
Es importante no eliminar toxinas de más. Hay que ser consciente de la capacidad que tiene el cuerpo de eliminar materia residual. Hay que tener especial cuidado cuando se trabaja con alguien muy enfermo, muy viejo o muy joven. Si se liberan demasiadas toxinas como para que el cuerpo pueda eliminarlas eficientemente, el discípulo puede llegar a enfermar o a sufrir una crisis de limpieza. Esto podría manifestarse como una fiebre, una erupción o nauseas. Existen límites en cuanto a la capacidad de eliminación que tiene el cuerpo. Es posible que cierto material que se libera pero no se elimina, vuelva a instalarse allí donde el cuerpo se ha habituado a tenerlo. En consecuencia, tendrá que ser liberado una vez más en la próxima sesión.


A. Desintoxicación de la piel
En Chi Nei Tsang, tratamos la piel del abdomen comenzando por el ombligo. En este punto el cordón umbilical del feto recibe nutrición y elimina residuos. En su calidad de centro original del cuerpo, el ombligo está conectado a todos los Órganos del cuerpo. Todas aquellas toxinas que el cuerpo no puede procesar, se almacenan en el ombligo para su posterior desintoxicación.
Al masajear ligeramente la piel y estimular su superficie, se puede extraer la presión y toxicidad desde lo profundo del cuerpo hacia la superficie. Es más sencillo acceder a las toxinas en la piel para descomponerlas. Cuanto más se trabaje sobre la piel, tanto más sencillo será trabajar en profundidad más adelante. La piel es una zona de almacenamiento para todo exceso de toxicidad que tengan los 6rganos. Cuando se liberan las toxinas almacenadas en la piel, se produce una zona abierta sobre la piel. Ahora los 6rganos pueden liberar más toxinas a este espacio de almacenamiento que acabamos de abrir. En lugar de limpiarse, la piel a veces se inflama. La razón de esto es que los Órganos han liberado nuevas toxinas hacia la piel. En cuanto se la limpia, la piel recupera el equilibrio.

Las toxinas, la contracción o tensión abdominal, también bloquean el flujo de energía desde el vital Centro Umbilical o Tan Tien. Cuando se hace la limpieza de la zona, la energía Chi prenatal puede empezar a circular por todo el cuerpo con mayor fuerza.

ADVERTENCIA Y PRECAUCION:
SI EXISTEN VERRUGAS 0 LUNARES MUY CERCA DEL BORDE DEL OMBLIGO, NO TRABAJE IJSTED SOBRE EL DISCIPULO. ESTO SUGIERE QUE EXISTE UN PRO¬BLEMA VIRAL SEVERO, Y DEBERIA CONSULTARSE UN MEDICO. NO OBSTANTE, SE PUEDE ENSESTAR AL DISCIPULO A TRABAJAR SOBRE SI MISMO.

1. Técnica en espiral
La Técnica en espiral es la técnica principal para la desintoxicación de la piel. Utilice las dos manos con suavidad sobre el abdomen para aflojar los tejidos. Comience a masajear con los pulgares y uno o más dedos juntos en un movimiento de círculos pequeños en dirección de las agujas del reloj alrededor del ombligo (Figura 5.1).

En cada punto la secuencia es presionar, mover en espiral y aflojar la piel. Continúe moviéndose en círculos pequeños siempre en el mismo sentido a partir de los puntos que ha trabajado previamente. Esto producirá una gran espiral que se extenderá desde el ombligo hasta los limites exteriores del abdomen (Figura 5.2). Aunque este procedimiento influencia principalmente al intestino delgado, el sentido de las agujas del reloj también sigue el camino y la direcci6n del intestino grueso, el "gran eliminador" del cuerpo. Con este movimiento se impulsa a las toxinas a abandonar el cuerpo. Esta técnica es particularmente efectiva en el caso de un intestino grueso constipado.



Por el contrario, si el discípulo tiene problemas de diarrea, hay que enseñarle a trabajar sobre si en espiral en sentido contrario al reloj. Con esto se hara más lenta la salida de los residuos aguachentos, hasta que adquieran la consistencia de heces normales.
Si el abdomen del discípulo se encuentra tenso, nervioso, acalorado, endurecido y excesivamente Yang, es porque hay demasiada energía y hay que trabajar para hacer una extracción parcial. El movimiento espiral contra reloj extrae energía. Utilice su concentración. Solicite a la energía que salga. Diríjala hacia la Orbita Microcósmica donde podrá almacenarse y ser puesta en circulación sin problemas en el Centro Umbilical. También puede usted dirigirla directamente al Centro Umbilical.
Si el abdomen esta frio, flojo, débil, enfermizo y excesivamente Yin, es señal de que falta energía. El movimiento espiral en sentido de las agujas del reloj acumula energía. Concéntrese para enviar parte de su propia energía a través de las puntas de sus dedos al abdomen del discípulo para contribuir a calentar la zona.
Cuando termine con la técnica en espiral con las yemas de los dedos, aplique las siguientes técnicas manuales. Pronto se familiarizara con todas estas técnicas, pues se emplean con regularidad en Chi Nei Tsang.

2. Técnica de arrastre en forma de cuchara
Con todos los dedos juntos, presione hacia el interior y mueva la mano hacia adentro como si fuera una cuchara, o presione hacia abajo y mueva la mano como vaciando con una cuchara. Hay muchas variaciones al use y la direcci6n de esta técnica (Figuras 5.3, 5.4 y 5.5).

1. Tecnica de mecido
Utilice todos los dedos para sostener los músculos abdominales mien¬tras los mece hacia arriba y hacia abajo. Extienda los dedos hasta cubrir el colon al ascender y descender, o modifique la amplitud para cubrir el intestino delgado (Figura 5.6).

1. Tecnica de amasado
Utilice todos los dedos de ambas manos para recoger el intestino con un movimiento en forma de cuchara hacia el ombligo y la zona central. Continúe luego presionando con los talones de las manos en la zona central y umbilical tal y como si estuviera amasando pan (Figura 5.7).
1. Tecnica de batido
Utilice el dedo índice o el medio para presionar sobre el nudo o la zona con problemas. Mueva el dedo rápidamente hacia arriba y hacia abajo y de lado a lado. Emplee dos o tres dedos si desea abarcar un área mayor (Figura 5-8).

1. Tecnica de palmeo
Palmee en torno al ombligo y toda la zona abdominal con los dedos y la palma blanda y abierta (Figura 5.9). (Por lo general el palmeo se emplea para concluir una sesi6n de Chi Nei Tsang.)

7. Presión con el codo
Recuerde, si está trabajando con una persona musculosa u obesa, a veces el único modo de alcanzar su objetivo es emplear el codo. Presione hacia adentro o mueva el codo en espiral (Figura 5.10).


Todo lo escrito aquí sobre el Tao está extraído de los libros de Mantak Chia y Maneewan Chia