Afirmaciones 2ª parte

 YO SOY LO QUE EL CREADOR ES. LUEGO: 

YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA.

 

Es la mejor afirmación para el dominio de la fuerza Vital del sexo. La Fuerza Creadora del Sexo, trasmutada con inteligencia ayuda en cualquier caso de la vida, en cualquier trabajo, gobierna el equilibrio y conduce al hombre a los más altos planos del Amor, del Saber y del Bienestar. 

Esta afirmación purifica el pensamiento y da las fuerzas más poderosas y alentadoras para la superación. 

En los momentos del despertar del sexo hay que dar gracias por poseer este poder Creador, elevar el pensamiento al cerebro, de donde descendió la Energía Creadora y afirmar: 

YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA.

 

YO ................ Vivo en el Poder del ahora. Me libero de las viejas pautas de pensamiento, emoción, conducta, reacción y deseo de expresar en acciones absolutamente repetitivas.

 

Me libero de la negatividad Aquí y Ahora. Rompo las viejas estructuras de resistencia al momento presente.

 

Practico diariamente momento a momento la auto observación, ello me permite la entrada automática de más Presencia en mi vida. Soy capaz de observar mi mente y entra en juego un factor no mental, la Presencia del Testigo. No juzgo ni analizo lo que observo. Contemplo el pensamiento, siento la emoción, observo la reacción. Y siento algo más Poderoso la Presencia misma serena y observante que está detrás de mis contenidos mentales. El observador silencioso. Me olvido de mi situación de mi situación de vida y presto atención a mi vida.

Me he liberado  de las pautas mentales que creaban situaciones dolorosas, obsesivas y negativas. Dejo marchar la culpa, el miedo, la inseguridad, el mal estar y el desamor. Hice lo mejor que sabía y ahora hago lo mejor que sé.

Me Amo, me acepto y me apruebo. Me abro a todo lo bueno. Me siento libre de preocupaciones.

Aprendo a disfrutar de mi vida y ser feliz.

Todas mis relaciones son sanas y Amorosas,

Me comunico con  paz y amor.

 

Ahora me siento satisfecha de mi vida a Todos los niveles.

Disfruto de mis momentos presentes en completa paz y alegría.

 

Tengo y atraigo amistades sanas, honestas y complementarias con quien comparto muy buenos momentos.

 

Atraigo el Amor  adecuado y perfecto para mi. Somos compatibles a Todos los niveles: físico, mental, emocional,espiritua l y económico. Nos gustamos a todos los niveles. Nos sentimos satisfechos y Felices.

 

En mi familia reina la comunicación, el amor, la sinceridad, la salud, la Prosperidad. Todo lo Bueno.

 

Trabajo y disfruto en lo que me gusta, en un lugar que me satisface a todos los niveles, con personas, sanas, amorosas, honestas, compasivas y espirituales. El horario es de mañanas de lunes a viernes librando todos los sábados, domingos y festivos. Y todo lo que me corresponde, etc. Y La plaza es de mi propiedad, gano dinero en abundancia y me siento, respetada, valorada y realizada. Gracias.

 

Recibo semanalmente entradas de dinero de distintas fuentes, esperadas e inesperadas.

 

Ejercito y cuido mi hermoso y joven cuerpo.Veo, oigo y actúo con Amor.

No hay nada oculto que no me sea revelado.

 

Todo lo que necesito me llega.

 

Bendigo mi casa, me mudo a un lugar mejor.

 

Esto recibo o algo mejor en abundancia y Prosperidad doy Gracias

 

 

La introducción más expresiva que encontré para los queridos lectores, es un fragmento del men­saje del Maestro Ascendido Saint Germain recibido por la Mensajera Tola Gynska.

Fue dado después de un servi­cio en que los Estudiantes del Yo Soy habían leído de punta a punta, el "Libro de Llama Violeta", inter­calando 3 ó 4 cánticos:

Yo soy. I Am, Saint Germain.

Yo a vosotros agradezco por haber hecho, finalmente, lo que yo quería. Debéis continuar, es deseo mío, es una orden. Obtendréis, así, la Libertad y no sentiréis la discor­dia de los humanos.

Pienso que es vuestra intención en la vida y la alcanzaréis, cierta­mente, recorriendo todo este librito de decretos.

Debéis sentiros como rodeados por un mar, que aparta toda dis­cordia humana... Subisteis en la Luz por lo menos 10 grados. Ya es algo hecho.

Proceded de esta manera en relación a la discordia; no intentéis comprender quien tiene o quien deja de tener razón, más bien prestad atención a las costas, eso basta.

Apartad, apartad de vosotros todo lo que no es Luz.

Agradecido también por hecho este bello Servicio".

 

 

Cuando no se sube en la Luz, que es conocimiento y  pureza, se desciende.

Amaos vosotros los unos a los otros y no critiquéis a nadie. Que vuestras relaciones sean puras de toda maledicencia y de toda ani­mosidad.

El conocimiento del Maestro Saint Germain es tal vez severo, mas su aplicación, con la ayuda de la Llama Violeta, trae la Pureza y la Libertad.

Los numerosos decretos de Llama Violeta os permitirán pedir aquello de lo que tenéis necesi­dad, mas no dejéis nunca de pedir, porque, si nada pedís nada recibi­réis.

Los Maestros nada pueden ha­cer sin que se les llame: tal es la Ley Divina.

Pedid primero protección y ar­maos de paciencia, hasta que se­an realizados vuestros pedidos. En nuestras vidas anteriores todos descalificamos la Energía Divina por nuestros errores y por nuestras malas acciones, creando así nues­tro Karma. Con la Llama Violeta Consumidora, cada uno puede recalificar la tasa vibratoria de esta energía y perfeccionar ciertos se­res y creaciones humanas imper­fectas por la purificación del Kar­ma personal, del Karma colectivo, de un país o de la humanidad entera.

El Karma es el resultado de todas las acciones que practica­mos en nuestras vidas sucesivas:

un equipaje que es necesario transmutar.

Esta eliminación se puede ha­cer de dos maneras: la antigua, que consiste en revivirá la inversa las situaciones, a fin de compren­derlas y corregirse, sufriendo lo que se hizo sufrir, y a la nueva manera, que permite consumir por la Llama Violeta el mal que se hizo.

Dar de si mismo, en esa tarea, es necesario.

Los errores que los humanos cometen son debidos a su mala voluntad o a su ignorancia.

Cuando, finalmente, el pensamiento se vuelve hacia la Presen­cia (Dios en sí), el ser comienza a entrar en el buen camino; enton­ces, la utilización de Llama Violeta se impone.

Esta Llama Violeta es la Miseri­cordia divina, manifestada por la pureza del Amor inmortal.

Esta gracia, concedida por el Gran Sol Central (Dios) va a per­mitir que se purifiquen todos los humanos de la Tierra y que se establezca la tercera edad de oro que se prepara. Es preciso pedir esta- Gracia.

Para eso, los Maestros dictaron numerosos decretos. Los que son destinados a la Llama Violeta, de­ben ser pronunciados el mayor número de veces posible.

Es preciso dejar de acrecentar energía descalificada a la acumulación existente, y esforzarse por disolver esta última. Entonces, to­do (mudará) cambiará en vuestra vida y vuestros problemas se re­solverán fácilmente.

Por el empleo de la Llama Vio­leta, entraréis rápidamente en la alta frecuencia de vibraciones de vuestro cuerpo físico, y esto per­mitirá mantener contacto con la divinidad de vuestra Presencia. Ella se manifestará por su perfección en vos y en torno de vos, porque cuanto más rápidas son sus vibra­ciones, la persona se aparta de las creaciones humanas, del crimen, la critica, la envidia, el miedo, la discordia, la enfermedad.

Viviremos, entonces, todos feli­ces en nuestra Tierra purificada, de donde la muerte será barrida, porque tendremos el poder de transportar nuestro cuerpo físico purificado, fluidificado, como hi­cieran los grandes Maestros As­cendidos y Jesús, que vinieron a enseñarnos esa posibilidad.

 

 

Este Movimiento prepara a los seres para la felicidad, por el cono­cimiento.

Este nuevo conocimiento cós­mico permite llegar rápidamente a la perfección total, colocar en or­den nuestras existencias, según las instrucciones de los Maestros (Ascendidos) invisibles.

Ellos vivieron sobre la Tierra mucho antes que nosotros y cono­cen nuestros errores.

Ellos dicen que nosotros, los humanos, no vemos a la vida te­rrestre como debería ser vista.

La humanidad actual se halla en una increíble angustia mundial. Dios dejó que ella se crease por­que los hombres pretenden, en general, sustituirlo por su ciencia, que conduce a todo, y a su pérdida también.

Los hombres serán obligados a volver a Él cuando lo descubran, después de haber disecado total­mente el átomo. Esto requiere también algún tiempo, mas los acontecimientos se precipitan.

Resta, por tanto, a ciertos seres espiritualmente avanzados, la po­sibilidad de poder conocer, desde ahora, los medios a utilizar para evadirse de la vida material que crearon y a la que se someten. Los decretos, estudiados especial­mente por los Maestros y revela­dos por ellos, nos permiten mejo­rar considerablemente nuestra vi­da.

Esos decretos, lanzados por una voz humana, emiten Vibraciones Luminosas, desconocidas por la mayor parte de los terrestres, pero vistas por algunas personas.

Esas vibraciones son entonces tomadas, amplificadas y dirigidas por los Maestros que las utilizan benéficamente sobre determinado punto del globo, para el bien de todos. Numerosos Seres Cósmi­cos nos aconsejan y nos ayudan; y nosotros los ayudamos por nues­tro verbo, porque nuestras voces tienen el poder de crear vibracio­nes.

Cada vez que llamamos a los Maestros en nuestros decretos, una gran Luz se une a la de Ellos, y sus vibraciones producen colores, en­cajes, esferas luminosas, relám­pagos, llamas de coloridos mara­villosos: es el resultado de las vi­braciones de nuestros decretos.

El violeta vibra más alto (alta frecuencia) que el bermellón (baja frecuencia), por lo tanto, nosotros no empleamos nunca este último, mucho menos el negro, totalmen­te negativo.

Cada Llama tiene su color y cada color representa una cuali­dad benéfica. El azul es el Poder y la Fuerza, el verde la Abundancia, el rosa el Amor Divino, el amarillo la Sabiduría, y así muchos otros.

 De ese modo podemos acumu­lar los colores benéficos o maléfi­cos en el aura que rodea a cada uno de nosotros (Aura de los San­tos); ésta es entonces constituida según nuestras acciones negati­vas o positivas, de colores más benéficos o menos benéficos. Pedid y Recibiréis, dice Jesús.

Los Maestros, los Angeles, los Arcángeles, no ven lo que ocurre sobre la Tierra, envuelta en tinie­blas espesas creadas por las faltas de los hombres; ellos no pueden, así, responder a nuestras necesi­dades, a no ser cuando emitimos decretos o entonamos oraciones, éstas menos poderosas que los decretos, los cuales producen Luz por sus vibraciones luminosas. La Luz penetra la densidad que en­vuelve la Tierra y viene como res­puesta de lo alto, al Amor Divino que nosotros decretamos.

Los Maestros nos piden que pensemos en ellos como en nuestros hermanos terrestres, sin hacer diferencia. Los Maestros Ascendi­dos son nuestros hermanos mayo­res.

Es la Ley Cósmica, ella es Única y Todo Sobre la Tierra, como en el Universo, es regido por esta Ley Divina de la Tasa de Vibración.

Todo es vibración; entonces para entrar en la paz y en la felici­dad es preciso aumentar las vibra­ciones y mantenerlas siempre so­bre la discordia.

 Se debe evitar literatura, cine, teatro de bajas vibraciones.

Hay quien se juzga suficiente­mente fuerte para resistir. Entre­tanto esta cuestión de vibraciones es algo con lo cual la moral nada tiene que ver, se puede ser moral­mente perfecto y asimismo zozo­brar en las tinieblas, como consecuencia de una baja tasa de vibra­ciones.

Por la mañana y por la noche, emitid decretos a vuestra Presen­cia y Ella os envolverá en Llama Violeta.

Vuestras vibraciones se tornan más rápidas, más bellas, no obs­tante es necesario persistir por al­gunos meses y no crear bajas vi­braciones.

Los decretos se propagan en el mundo mental de la Humanidad y hacen su trabajo sin que los huma­nos se aperciban de esto, igual­mente cuando duermen.

Por lo tanto, la Actividad, la Ley y el Poder de la Llama Violeta Consumidora es el único medio que permite aniquilar las formas de pensamientos destructivos y los karmas.

El empleo de la expresión "I Am" es la llave de la vida, de las vibraciones y de la energía que produce la perfección individual nacional o internacional; por el empleo de esta expresión, todo problema puede ser transforma­do.

Ya que tenéis ahora el recurso de utilizar la Llama Violeta que consume vuestro Karma, esto es, todas las faltas acumuladas en vuestras vidas pasadas, y la Llama Azul, que consume todas las faltas de la vida presente, de la vida diaria, utilizad esas Llamas, por la mañana y por la tarde, pronun­ciando decretos.

 Los decretos fueron dictados por los Maestros, que continúan dándoles, al mismo tiempo que ciertas revelaciones sobre la vida cósmica y sobre los otros mundos.

Haced esos decretos cuidadosa y calmadamente y constataréis por vosotros mismos, en algunos me­ses, el camino que recorristeis. Evitad lo más posible, establecer contacto muy próximo con los hu­manos, sea en el trabajo, en la calle o en los comercios.

 Ciertamente eso no es fácil, más es necesario para aliviar al máxi­mo vuestra cura de las vibraciones nefastas de las multitudes, porque ellas fatigan.<o:p></o:p>

¿Mas, por qué todo esto?—di­réis.

Simplemente para ayudaros a suprimir vuestras reencarnaciones, vuestros retornos sobre la Tierra, que no tendrían más fin. Los Maes­tros, los Elohims, los Arcángeles, los Angeles, las Legiones Celestiales, nada pueden hacer sin voso­tros, por no tener el Verbo que Vibra y que hace vibrar la materia alrededor de los seres sobre los cuales ellos quieren enviar las Lla­mas purificadoras que nosotros les pedimos en nuestros decretos.

Por otro lado, ya que fueron los hombres que, desde siglos crea­ron la discordia y el desorden so­bre nuestro planeta, son ellos quienes deben trabajar para su elevación. Tal es la Ley Divina.

Qué tarea maravillosa, ya co­menzada, se prepara para los hombres! Sin saber, nosotros, to­dos, participamos de la decaden­cia de nuestro globo, en vidas an­teriores; ahora, es necesario repa­rar. Otras generaciones van a des­cender para participar de esa gran obra de renovación planetaria.

La Tierra y sus habitantes involucionaron; ahora van a evolucio­nar para un largo período de felici­dad llamado Edad de Oro.

 Los adeptos del Movimiento Vahali, existen en Alemania, Bél­gica, Suiza, África del Norte, Bra­sil, Congo, Antillas Francesas y Francia. Por sus decretos, ellos toman parte en el mantenimiento de la Paz.

 Emitid decretos para que la dis­cordia no os alcance y que Dios os dé fuerza y coraje.

Apoyaos vosotros en los Maes­tros y enviad vuestro amor a Vues­tra Presencia, que ella dé a voso­tros su serenidad y su gracia. ¿No sentís que una parte de la humani­dad corre para la decadencia y que otra se dirige a la Luz, a fin de preparar la nueva Era?

Nuestro Movimiento Vahali tie­ne discípulos de diversas razas y de diversas religiones. La Humani­dad es una.

En conjunto, los humanos cre­aron la discordia, en conjunto de­berán destruirla.

Comparando a la humanidad a un inmenso cuerpo compuesto de millares de células (los humanos), cuando algunos de ellos se tornan anárquicos, como ocurre actual­mente, la humanidad se corrom­pe, se torna "cancerosa" tal como el cuerpo físico cuando la anar­quía aparece en las células.

 Por ser la humanidad una, el mal o el bien practicados por los hombres en cualquier parte del globo concierne a todos.

Mencionemos algunas reco­mendaciones con respeto de nuestra indumentaria. No uséis el negro ni el rojo vivo; son colores Siniestros. El negro principalmen­te, produce la discordia y no atrae nada de bueno en la vida, porque no deja pasar la luz.

El gris es menos maléfico, más no es bueno para los hermanos. El marrón es el color del egoísmo; no uséis el beige ni las tonalidades tristes.

Usad azul, verde, violeta, ama­rillo y sobre todo blanco (pureza).

Esperando adquirir la pureza, tomad vuestras pruebas como trampolines para subir cada vez más alto en la Luz.

Esas pruebas son exigidas, esas prueban son bienvenidas, esas pruebas son sagradas; bendecid­las porque son exámenes de los Maestros. Bendecid los seres que os la proporcionan, pues ellos os permiten consumir vuestro Karma.

Dudáis, tal vez, de la eficacia de este conocimiento. Sabed, enton­ces, que estos consejos no se re­fieren a la humanidad en general, esto es, a los seres que aún no están deseosos de realizar el as­censo al Gran Sol Central. Ellos deben continuar el descenso para alcanzar el fondo de lo denso te­rrestre.

Cuando hayan comprendido que esto no proviene de los Maes­tros, posiblemente saldrán de ello usando esta nueva técnica del empleo de la Llama Violeta.

 

 

Es el único vínculo posible en­tre los hombres.

 

Para terminar, he aquí algunos consejos dados por el Maestro, concernientes al pasado, al pre­sente y al futuro; "Es preciso dirigir la propia vida. Es preciso partir nuevamente de cero, esto es, de nada, a cada minuto de la vida. No se debe ahondar. Todos los valo­res pueden ser invertidos, porque se cambia a cada minuto y lo que convenía hace un instante atrás, ahora no conviene más".

"En suma, el presente no existe. Es una línea de demarcación entre el pasado y el futuro, y esta línea se disloca sin cesar. El pasa­do se esconde y sólo interesa el futuro que despunta. Es preciso anular el pasado y crear el futuro Voluntariamente, por medio de decretos; es preciso crearlo bueno y luminoso y pensar que el presen­te es cada palabra que pronun­ciáis, cada pensamiento que emi­tís, y que el futuro es tejido del presente".

 "Tenéis la ventaja de crear un futuro feliz. Esto es lo que queréis, ¿no es asi?. Entonces, decid pala­bras luminosas, y que la luz emane de vosotros".

"Es difícil no pensar mal, mas nosotros estamos ahí para ayudaros, nosotros estamos ahí para enseñaros a dominar vuestro yo humano que se revela cuando no obtiene lo que quiere. Lo mejor entonces, es no querer: Dejadnos amar a través de vosotros e indicaros el camino a seguir; veréis que vuestras limitaciones serán consumidas y que llegaréis a encarar las cosas de otra manera.

"El futuro es: todo lo que se piensa todo lo que se dice todo lo que se hace en bien o en mal".

   

1. Soy un ser humano con poder infinito
2. Tengo dentro de mi toda la sabiduría del universo
3. Merezco ser feliz y tener todo lo que deseo en la vida
4. Caudales de prosperidad corren hacia mi diariamente
5. Mi cuerpo es sano y tiene el poder de auto curarse
6. Decido ser una persona magnética y atractiva
7. La paz interior es una constante en mi vida
8. Siento la armonía y la felicidad de ser el dueño de mi destino
9. Soy hecho a imagen y semejanza de un Dios todopoderoso
10. Decido ser una persona próspera, feliz y saludable
11. Cada día estoy más y más cerca de mis metas y objetivos
12. Tengo la capacidad y el poder de hacer mis sueños realidad
13. Llevo luz y armonía a cada lugar que piso
14. El amor verdadero es mi derecho de nacimiento
15. Amo mi vida como es y sé que siempre está mejorando en todo sentido
16. Me amo y acepto como soy
17. Soy capaz de lograr cualquier cosa que desee en mi vida
18. Atraigo con fluidez y armonía hacia mi todo lo que deseo
19. Todo lo que sucede en mi vida contribuye al logro de mis sueños
20. Mi cuerpo se fortalece más y más con el paso de los años
Namaste!