Poder. Reglas del compromiso

Poder - Reglas del Compromiso

“Poder”, incluso la palabra, “poder” tiene mucha carga del ego y emocional, la palabra así como el concepto.

El paradigma entero del que salimos está basado en el Poder Sobre Otros. La sociedad que hemos tallado está basado en poder sobre otros y sobre nuestro entorno. Conceptos que eran vistas como avanzadas y necesarias para el bien de la humanidad. Razón por la cual tantos individuos que reaccionan con miedo o negatividad cuando escuchan la palabra, “poder”.
El concepto es que el poder tiene un formato jerárquico, que hay personas ahí fuera quienes son menos, o más poderosos que nosotros mismos. Así pensemos que esta estructura tan sólo lo utilizan los “trabajadores de la oscuridad”, no es así. También se utiliza por “trabajadores de la luz”. Por ejemplo, para ser de utilidad para otros, una persona necesita individuos, o situaciones en su entorno que tengan individuos dormidos (a quien puede despertar), o víctimas (a quien puede ayudar). El/la trabajador de luz, está entonces en una posición de algún poder sobre otras personas no lo suficientemente poderosas como para ayudarse ellos mismos. Cuando una persona está en el camino Bodhisattva, necesita personas y entornos en sufrimiento, para poder ayudar. Es un buen camino finalmente dejar el ciclo de poder para otros, pero es el camino, no el destino

Vamos a echar un vistazo para ver si tenemos carga con la palabra “poder”. La manera mas fácil de hacer esto es usar la palabra en unas cuantas frases para ver si reaccionamos de manera emocional. Ahí va:

"Yo tengo poder"
"Yo soy todopoderoso"
"Ella tiene poder"
"Ella es todopoderosa"
"Él tiene poder"
"Él es todopoderoso"
"Tienes poder"
"Eres todopoderoso"
"Eres todopoderosa"
"Ellos tienen poder"
"Todos ellos son todopoderosos"

Cosas interesantes, ¿no?
Por supuesto, si cualquier programa, o carga se ha disparado mientras escuchabas esas frases, vaya y procésalo de una vez, o cuando termine de escuchar esta sección.

Miremos también la definición de “poder”. Poder es la “habilidad para hacer”, una “capacidad para entrar en acción”, y también es energía así como el “Chi”. Y también, “Prana”, la palabra sánscrita para “vida vital”, o el concepto de “llenado”.

Si estás familiarizado con mi trabajo, me habrás escuchado decir que las mujeres son poder, y hombres estructura. Y depende de nosotros individualmente, tener un buen balance hombre / mujer en nuestro constructo. De esta manera tenemos poder infinito, y la estructura para ser capaces de usarlo de una manera sana y “potenciadora”, tanto para nosotros como para otros.

Un resumen breve de cómo hacer para balancear nuestro poder y estructura es apartarnos del camino y permitir el paso a la pura Conciencia Divina Universal a través de nosotros, ésto es poder. Y mover nuestro punto de vista o atención de la cabeza hasta el centro del corazón. Ésto es estructura.

Pon tu atención en el centro de tu corazón. Eso es el centro de tu pecho y se expande hacia tu clavícula, esófago, omóplatos y el exterior de tu caja torácica. Ahora pon ahí tu atención.

El poder es importante de entender, y de poseer. El poder es el aspecto principal de los seres humanos lo cuál está detrás de los intereses de dirigentes y otros partidos. Y la razón por la que hay tanta batalla y esfuerzo para mantener dormidos a los humanos.

Cada persona individual en el planeta es una fuente de, y herramienta potencial para el poder infinito.

Poder verdaderamente ilimitado y sin color.

Por Inelia Benz

 

 

La intención impecable y nuestra capacidad de manifestar

La manifestación de nuestros "deseos" se está convirtiendo en algo cada vez más inmediato. La coreografía de apoyo universal a los resultados deseados es más poderosa cada día.

Los niños más pequeños, los adolescentes y los adultos jóvenes, parecen ser capaces de manifestar mucho más rápido de lo que lo hacíamos nosotros a su edad o, en muchos casos, actualmente.

Esto se debe a que no tienen los mismos programas que se nos insertaron a nosotros, están creciendo en un entorno vibratorio más elevado, y la "manifestación" está en su vocabulario de cada día.

El cohete de la impecabilidad impulsa nuestra capacidad de manifestación. Pero, ¿cómo lograr un estado de impecabilidad? ¿Qué significa impecabilidad?

Según el diccionario de Marriam-Webster, impecabilidad significa, "no ser capaz de pecar, ni ser susceptible de pecado", y "libre de culpa, de imperfección; sin defectos". La palabra proviene del vocablo latino "impeccabilis”, a partir de in+ peccare (no + pecar)".

Pecar, en la mayoría de idiomas, significa "errar el blanco", o una "separación de la ley de Dios."

Traducido al lenguaje no religioso, esto significa básicamente desviarse de nuestro Ser Superior. Alejarse de nuestro núcleo energético esencial, que es Luz / Amor.

¿Cómo sabemos si estamos siendo impecables?
Bueno, si estamos pensando en algo que queremos en nuestras vidas, pero sin pensamientos de baja vibración, emociones o reacciones físicas, esa es la emoción que se manifestará.

Cualquier cosa que no resuene "correctamente" con nuestro cuerpo físico y emocional, se encuentra "separada de nuestro ser superior".

Por lo tanto, si queremos una casa grande, hermosa, porque queremos "mostrar a los demás que somos mejores que ellos", quien quiera que sea "ellos", manifestaremos pobreza. ¿O tal vez queremos encontrar nuestra "alma gemela" porque estamos muy solos y no podemos soportar la idea de ir al cine solos otra vez? En este caso manifestaremos "soledad". Algunas de las personas más solitarias que he conocido están viviendo en pareja.

Y a veces queremos manifestar cosas porque se nos enseña que esas son las cosas que hay que tener para ser "feliz".

La mayoría de "razones" de baja vibración unidos a nuestras metas y deseos, se basan en el miedo o la necesidad. Y muchas veces, las razones ocultas para no manifestar también se deben al miedo o a la necesidad.

A veces podemos tener miedo de manifestar cosas, especialmente dinero o relaciones saludables, porque tenemos miedo de "abusar del poder", y, a veces, porque tenemos miedo a "perderlo" después. Y a veces es porque, "no estamos dispuestos a comprometernos", con la responsabilidad que eso implica. Recientemente he experimentado esto último ¡En mí misma!

¿Qué podemos hacer?

1. Haz una lista de tres cosas que desees manifestar muy rápidamente. Podría ser algo físico, que forme parte de tu entorno; empezar o concluir algún tipo de relación; un cambio emocional; cualquier cosa.
2. Decide cuál de ellos es el más importante para ti.
3. Pregúntate si se trata de "tu propio" deseo. Si recibes un "no", pregúntale a tu cuerpo si es "su deseo". (Si tienes dificultades para comunicarte con tu cuerpo, haz durante los próximos 21 días el ejercicio de "Volver a Conectar con el Cuerpo Físico", en el Curso Ascension101.)
4. Pregúntate, "por qué" tú / tu cuerpo quiere ese deseo. Echa un vistazo a la respuesta: ¿Está basado en el miedo? ¿Está basado en la “necesidad”? Procésalo.
5. Pregúntate otra vez "por qué" tú / tu cuerpo quiere ese deseo, otra vez, y observa qué hay en el núcleo de esa respuesta. Si se trata de una vibración baja, entonces procésala. Y repíte este paso hasta que no obtengas más respuestas.
6. Cuando no obtienes más respuestas, generalmente la respuesta final es, "porque quiero ser feliz".
7. Manifiesta, ahora mismo, un estado de alegría en tu cuerpo físico, mental y emocional. Dar las gracias por algo maravilloso que hay en tu vida, es una de las mejores maneras de entrar en un estado de alegría.
8. Cuando te encuentras en un estado de completa alegría, eres libre. Cuando te sientas libre, puedes volver a lo que quieres manifestar e indagar si nace de la “necesidad" o no.
9. Cuando te des cuenta de que no se trata de una “necesidad” o veas que no tiene vibraciones negativas, estás fuera de peligro.

Básicamente, lo que estamos haciendo aquí, es alejar la capacidad de manifestar de nuestra vibración más baja (separado de la Fuente), y llevarla directamente al interior de la Fuente (amor / luz).

Somos capaces de manifestar con nuestro cuerpo físico, emocional y mental. Si te hallas en la "necesidad", el "miedo", el "enojo", o cualquier otra energía que no sea alegría, luz o amor, acabarás manifestando emociones y situaciones acordes con esos sentimientos.

Creamos la quinta dimensión, creamos el mundo físico, creamos lo que sucede en nuestras vidas. Lo hemos estado haciendo desde que nacimos, aunque inconscientemente. Lo hemos hecho basándonos en reglas sociales, y en programas tales como el temor, la necesidad, y la ilusión de carencia. ¿Qué logramos con los ejercicios anteriores? Empezamos a crear nuestro mundo de forma consciente. ¡Esa es la única diferencia! Nos damos cuenta del proceso, y manifestamos conscientemente.

Cuanto más alta sea nuestra vibración y cuanto más en contacto estemos con nuestro cuerpo, emociones y mente, más rápido podremos manifestar una realidad fantástica, no sólo para nosotros, sino para el colectivo humano en su totalidad.

(translated by Romina Solís)