La amatista y la cristaloterapia

 

La amatista y la cristaloterapia

Cada chakra tiene afinidad por determinados colores y piedras hay de muchos colores incluso si son cuarzos transparentes los puedes programar cuando te falte algún color o quieras utilizarlo porque te sientes mejor con el. Las correspondencias son: 1-Sacral: rojo, negro y gris. 2-plexo solar: naranja, amarillo, rojo. 3-bazo: amarillo, naranja. 4-corazón: verde, rosa. 5-garganta: turquesa, azul cielo, azul, gris. 6-entrecejo: púrpura, violeta, morado, burdeos, encarnado, azul profundo. 7-corona: blanco (transparente)

En los mensajes hay además de los colores, afinidades de cada chakra con piedras con que tengas los colores o piedras programadas para ejercer con el color que desees. Yo me guío por los colores ya que ni tengo todas esas piedras ni conozco el nombre de algunas. Me acuesto y coloco las piedras sobre la zona de los chakras según su color y según la que me pongo en la frente las experiencias en meditación para mi son diferentes, por ejemplo si pongo un cuarzo transparente la visualización es de tipo espiritual, si es amatista es una vuelta a mi pasado(regresión) Espero que te sirva de algo esto que te explico y déjate llevar por tu intuición, limpia las piedras, cárgalas, escoge las que mas te atraen por el motivo que sea forma, color...Siéntelas en tus manos quiérelas intenta ver cada característica que tengan e imagínalas en tu mente puede ser toda ella o algún detalle que tenga. Con calma, una a una serán más efectivas en meditación porque las programas para ti. Ellas transmiten sus vibraciones pero también reciben las tuyas (emociones, sentimientos, alguna necesidad) Gracias por tu interés para mi las piedras son muy importantes porque me han ayudado mucho en todos los aspectos y junto con mi amuleto son mi mayor tesoro.

Me gustaría comentar que aparte de poder utilizar los cristales para meditación también los podemos usar para la sanación e incluso combinándolo con Reiki. Yo personalmente limpio los cristales con agua (pues todas las piedras no admiten sal) y después los paso por el aroma de un incienso para terminar de purificarlos. Después o bien los cargo con la luz del sol o la luna , depende del cristal y de lo que quiera conseguir, o también lo hago con Reiki, insertándoles los símbolos que me apetecen. Entonces ya los tengo preparados para utilizarlos en sanación o meditación. Noe ha expuesto la manera en que yo los utilizo, colocando una piedra por chakra, y con ello puedes jugar como quieras. O bien colocando las piedras segun el color del chakra e incluso variándolo, o bien colocando 7 cristales idénticos en cada chakra, por ejemplo: 7 granates para activar mi energía y combatir los momentos de melancolía o depresión, 7 amatistas si lo que quiero conseguir es un cambio o transmutación de energías, 7 cristales de cuarzo transparente para cargarme de energía, etc.... la cuestión y lo divertido es jugar y experimentar que es lo que sentimos cuando nos hacemos un tratamiento con las gemas, experimentar cada piedra ,cada cristal, sus propiedades, etc. Muchas veces también lo combino con elixires de cristales, que también son muy infalibles y me permiten descubrir las propiedades de cada cristal en el día a día.

 

Las gemas y la gemoterapia

Las Gemas  Son minerales que poseen la poderosa energía proveniente del corazón de la Madre Tierra, quien los nutre durante millones de años hasta su completa formación. Por este motivo su campo de energía es muy fuerte. Ellos reciben, transforman, almacenan y transfieren la energía. Cuando nos conectamos amorosamente con ellos se muestran como verdaderamente son, nuestro mejor aliado en este tránsito que denominamos vida. Las gemas son un grupo de minerales (más concretamente cristales de minerales) que destacan por su belleza, y que por ello son utilizadas en joyería y como ornamentos. También reciben el nombre de piedras preciosas.   Cada persona posee además de un cuerpo físico otros siete cuerpos que no son visibles para el Ojo humano, sí para el vidente o cámaras especiales como la denominada Kirlian. Estos cuerpos nos envuelven y protegen como las capas de una cebolla.  Las gemas protegen nuestro campo áurico de energías dañinas, nos ayudan a sanar en cuerpo y, alma y a evolucionar espiritualmente. El maravilloso poder de las gemas radica en que no actúan directamente sobre el cuerpo físico, sino desde los otros planos o cuerpos más sutiles, canalizando su fuerza radiante de luz sobre nuestro espíritu, afectando de manera indirecta el cuerpo, que es en definitiva energía más densa.  Desde tiempos inmemoriales, la mayoría de nuestros aborígenes americanos se valían de los cristales para ver en ellos sucesos futuros o del pasado. Los mayas utilizaban esos minerales para diagnosticar y tratar enfermedades.  La medicina ayurvédica hindú, como también la de los egipcios, conocía el arte de fabricar diluciones con piedra machacada que utilizaba para tratar diversas dolencias, suministrándolas en gotas, como en la actualidad se utilizan las plantas en homeopatía, o las esencias florales en la terapia vibracional complementaria. También se utilizaba polvo de gemas con incienso aromático, plantas mágicas, resinas como el copal, la mirra o el olíbano, para emplearlas en rituales de alta magia como figura en la Philosophia Oculta, de Agrippa, o en las famosas Clavículas, de Salomón.  Los grandes magos, los verdaderos magos, como Merlín, utilizaban una vara con gemas para potenciar sus actos mágicos. Eran y son indispensables para chamanes, sanadores y sumos sacerdotes. Son también símbolos de poder y nobleza, motivo por el que reyes y reinas lucen coronas y cetros de mando adornados con valiosas gemas.   La amatista es la piedra del alma, de la ternura y la transformación.  Infunde serenidad y ayuda a superar miedos. Es la piedra ideal para fumadores y alcohólicos.   Las gemas existieron antes que nosotros, y siempre fueron mencionadas tanto en libros sagrados como en las misteriosas leyendas, y le sirvieron al hombre como protección, elevándolo a niveles superiores de conciencia, ayudándolo a restablecer su salud, acompañándolo en el viaje final (como los egipcios, que le colocaban a sus momias, entre otras joyas, un anillo tallado con el escarabajo pelotero porque creían que conduciría al difunto a un buen descanso), y por sobre todas las cosas, enseñándole el camino de la verdad.  

La energía de las gemas y la energía estructural   La terapia estructural y piramidal se apoya en la idea de que a forma puede ejercer efecto en el estado físico, emocional y energético de la persona. Esto ya era utilizado por los antiguos .egipcios y babilonios, quienes se valían de las formas para realizar todo tipo de curación.  No es casual que la gran pirámide de Keops se encuentre alineada exactamente hacia el verdadero norte magnético y esté emplazada justamente en el centro de la masa terrestre de nuestro planeta Tierra. También se dice que en épocas remotas estaba cubierta de cristal. Como tampoco es casual la exactitud métrica de sus medidas. Los egipcios conocían el valor de las proporciones benéficas en los procesos curativos.  Existen también otras formas en las que se pueden percibir efectos energéticos estructurales, como en la mayoría de las catedrales y las mezquitas.  Los chinos conceden gran importancia a las formas y su ubicación en el espacio a través del arte denominado feng-shui (arte de ubicar los muebles y objetos en un ambiente para que la energía circule libremente y no se estanque).  En la India y el Tíbet es conocido el poder que ejercen las formas en la mente humana, a través de los yantras y mándalas La palabra "yantra" deriva de la raíz "yam" (retener, conservar, guardar) y el sufijo "tra"(instrumento que libera de los encadenamientos). Los componentes básicos son el triángulo apuntando hacía arriba, el triángulo a hacia abajo, el círculo, el cuadrado y también los pétalos de loto.  El yantra se realiza desde el punto interior hacia fuera y desde el punto más externo de la circunferencia hacia adentro.  Una variante más compleja del yantra es el denominado mandala (círculo). Ambas son representaciones gráficas de la estructura cósmica como se la entiende en la ciencia esotérica.

 

AMATISTAS: FUEGO SAGRADO

Para la gran mayoría de los amantes del reino mineral, la amatista representa la máxima expresión de belleza, no solo por su forma sino por la extensa y variada calidad cromática con la que podemos encontrarla; del más pálido y bello lila, al más profundo e inspirador púrpura, la amatista pasa por toda la gama del violeta. También, de entre todas las piedras consideradas semipreciosas, la amatista es la que más tradición, antigüedad, leyendas, usos y aplicaciones reúne. Vamos pues, a sumergirnos en su mágica y poderosa belleza.

QUE ES, COMO CRECE y DE DONDE VIENE

La amatista es un cuarzo que crece en filones donde la presencia de soluciones de oxido ferroso son abundantes, concretamente una variedad macro cristalina del cuarzo, que debe su extraordinario color a su composición química, principalmente hierro (oligisto), calcio, boro, aluminio, magnesio y fósforo entre otros componentes alcalinos. Si se somete una amatista a una temperatura superior a 300/400ºC, su color violeta se convierte en amarillo. Con el contacto de nuestra piel, la amatista se calienta y su energía, su vibración se expande. Si hacemos chocar dos amatistas entre si, (estando a oscuras) podremos observar que saltan fugaces chispas de luz: estas dos propiedades se denominan piezoelectricidad y piroelectricidad, propiedades ambas de los cuarzos. Su vibración energética es constante, y como todos los cuarzos, su efecto energético es equilibrador y armonizador. Existen yacimientos de amatistas en casi todos los continentes, pero los más relevantes están en: Brasil, Sudáfrica, EEUU, India, Argentina, Uruguay, Rusia y Madagascar.