Significado de los colores

Significado de los colores
Los colores de la Naturaleza tienen una gran influencia sobre el hombre, quien, por su constitución física y psíquica, recibe su impacto. Es así que algunos colores representanlos elementos: por ejemplo, el rojo y el naranja simbolizan el fuego; el amarillo y el blanca, al aire; el verde, al agua; el negro o el marrón, a la tierra.
Psicológicamente, los colores se diferencian en cálidos y fríos. Los primeros favorecerían la adaptación y la vitalidad (rojo, naranja, amarillo); mientras los segundos tendrían que ver con la oposición , la sedación, la distancia afectiva (azul, violeta).
Las diferentes tonalidades dentro del mismo color se refieren a la intensidad de lo simbolizado. Los símbolos no son unívocos, y el color, como todo símbolo, devela algo pero también deja algo sin descubrir.
El tema fue muy bien estudiado y aplicado por Luscher en su Test de los colores. Sim embargo, sería una pena no aprovechar toda la información que nos pueden aportar en los diferentes tests gráficos.
Para ello, primero describamos la significación de los colores más utilizados.

AMARILLO:
Se lo considera el más ardiente y expansivo de todos los colores. Cuando se lo percibe, su efecto es de luz y alegría.
Color masculino, representa la luz y la vida, nunca tendiendeo a la oscuridad. El amarilo es vehículo de juventud, de fuerza, así como de lo eterno, ya que es el color del oro, metal eterno.
Sus características son las de la claridad, el brillo y la alegría, aunque insustancial, sin contenido. Sin embargo, el amarillo también guarda en sí mismo la declinación de la vida, la vejez, el acercamiento de la muerte. Amarillo es el color de los vegetales que pasaron su verdor. En este sentido, el amarillo, en su tono ocre, es el paso previo al negro, que es la muerte.
Por esta tensión de contrarios, el amarillo tiende al ajuste, a la regulación, y su contenido emocional tendrá que ver con el equilibrio y la serenidad, expresándose en conductas de ecuanimidad y extraversión, como de laxitud y relajación.

AZUL:
Es el más profundo de los colores. En él, la mirada puede perderse en lo indefinido sin encontrar obstáculos. Como si fuera pasar al otro lado del espejo.
El azul oscuro representa la serenidad absoluta. La contemplación de este color produce tranquilidad en el Sistema Nervioso Central: el ritmo respiratorio y cardíaco disminuyen y el cuerpo se relaja. Psicológicamentee, incrementa la sensibilidad y la susceptibilidad.
El azul es el más frio de los colores, simbolizando el dominio consciente, la inmovilidad, sugiriendo una tranquiliadad sobrehumnana (¿o inhumana?).
Representa la atemporalidad de lo eterno, por lo que también se lo relaciona con la tradición y los valores inmutables.
Un entorno azul calma y apacigua, pero no tonifica; más bien dispone a una distancia no falta de dignidad.
Su contenido emocional, entonces, es de hipercontrol, traduciéndose en conductas de distancia social, frialdad, parquedad y coartación.

BLANCO:
El blanco ocupa uno de los extremos de la banda cromática (el otro lo ocupa el negro), y como tal es absoluto o sea, no admite más variaciones que el matiz o el brillo.
El blanco mate se asocia con el vacio y la ausencia; mientras que el brillante, con lo potencial, con lo que aún no es, lo que todavía no nació.
Por este no-ser, ya sea por imposibilidad de ser, ya sea pproor posibilidada aún no concretada, el blanco nos dispone a la deserción y al abandono, connotando sentimientos de desapego afectivo y de vacio interior que podemos expresar en conductas de coartación, de huida social, o incluso de solemnidad.

GRIS:
Dicho color se asimila a una zona existente pero sin ocupar, como una frontera, una "tierra de nadie", de neutralidad.
Desde esta falta de compromiso, manifiesta un contenido emocional de descontento, de control emocional, de tensión unida al temor, por lo tanto, tiende a comportamientos de prudencia, desconfianza y hasta desprecio.

MARRÓN:
Es la combinación de rojo y amarillo; por lo tanto se puede decir que la vitalidad del primero se halla amortiguada, como si ya no fuera eficaz.
Esto le da un contenido emocional de tensión y temor, disponiendo a la resistencia y al rechazo, y manteniedo una modalidad interrelacional de obstinación y oposición.

NEGRO:
Simbólicamente , es frecuentemente utilizado en su forma fría y negativa, asociado a las tinieblas, a lo desconocido y temido, al dolor y la muerte...
Así visto, el negro expresa la pasividad absoluta, el estado de muerte y de duelo sin esperanza. Una nada sin posibilidades; un silencio eterno; un no porvenir.
Pero al igual que el blanco, su significación es paradójica. Porque el negro, al ser la renuncia de los colores,simboliza la renuncia a la vanidad de este mundo. (Baste recordar las ropas negras de los sacerdotes cristianos, o de los feligreses judíos).
Por otro lado , el negro también puede significar el origen y la fecundidad, porque así como evoca la angustia y la muerte, también evoca la tierra fértil que recibe la semilla, la oscuiridad del origenl el misterio de la creación.
Ya por temor, ya por desconocimiento, ya por misterio, el negro nos dispone a la cautela y a la precaución, con un contenido emocional predominantemente triste, turbado, angustiado, que se manifiesta exteriormente en conductas de reserva y desconfianza.

ROJO:
Color del fuego y de la sangre, el rojo, para muchos pueblos, simboliza sobre todo la vida. Aunque también la destrucción, en la medida que el fuego destruye y la sangre puede ser derramada.
El rojo oscuro es el color de la libido y del corazón; mientras que el claro es el de la vida, de la fuerza vital y de las fuerzas acometedoras de la conquista.
Por todo esto, la disposición a la que nos empuja este color, es a lahostilidad y al dominio; pero tambieén a la protección.
El rojo se caracteriza por un tono emocional de alta emotividad, de pasión, de inquietud, que expresamos con impulsividad, agresividad e irritabilidad.
En términos temporales, si el azul era lo eterno, el rojo es el presente.

VERDE:
El verde se ubica equidistantemente del rojo y del azul. Por lo tanto, está entre la frialdad y la calidez.
Es el color que domina el reino vegetal, asociandosé con la vida, el nacimiento, lo materno. Es el color del agua (símbolo de la vida y del origen), y del despertar a la vida. Justamente, por este recién comenzar, por este empezar un largo camino, el verde también es símbolo de inconstancia e inmadurez.
Lo verde nos dispone a lo lúdico, con un contenido emocional de satisfacción y jovialidad que se traducen en conductas de extraversión y de actividad.

VIOLETA:
Siendo la combinación de rojo y azul, el violeta mantiene algunas características de ambos, aunque forma un color con características propias.
Por lo tanto, se aleja tanto de la impulsividad del rojo como de la ecuanimidad del azul, buscando su propio modo de indentificarse. El problema es que a veces esta búsqueda no llega a su fin, y termina expresando tan sólo la falta de decisión y el titubeo.
Por esta tendencia a la búsqueda de nuevos horizontes, el violeta se relaciona con el gusto estético y artístico, pero con reserva social.
Su contenido emocional es la introversión y la rigidez afectiva, con disposición a la defensa...